21 de diciembre de 2012
21.12.2012

Aprender música a ritmo de gateo

Dos especialistas introducen en Galicia sendos métodos de estimulación temprana musical, el Suzuki y el Mago Diapasón

21.12.2012 | 16:31
Paula Colás, durante un ensayo en Santiago.

El cerebro de los niños es una esponja que todo lo absorbe. Por ello, la enseñanza musical debe comenzar en esos primeros años. Dos nuevos métodos de aprendizaje, el Suzuki y el Método Diapasón, entran en Galicia de la mano de dos expertas que consiguen que los pequeños aprendan el lenguaje musical y el ritmo como si de un juego se tratase.

Rodear a los niños desde muy pequeños de estímulos musicales es la base de la que parten dos métodos de enseñanza musical que, por primera vez, se van a impartir en Galicia. Se trata del Método Suzuki y del Método del Mago Diapasón, dos sistemas de estimulación precoz que desarrollan Paula Colás y Paqui Castro, respectivamente. El viernes ofrecen una charla informativa en el Hotel Tres Luces de Vigo (20.00 horas) para explicar a todos los interesados en qué consisten estas enseñanzas. Paula comenzará a impartir las clases a partir de enero en el Instituto de Desarrollo Infantil de Vigo. A ella se unirá Paqui a partir del próximo mes de octubre.

Paula Colás es la única violinista en Galicia que está federada para impartir este método. "Me interesaba mucho este sistema de estimulación precoz y me estoy formando en Londres", indica. Este método, desarrollado por el doctor Schinichi Suzuki, se basa en el desarrollo que desde el nacimiento los niños adquieren con el habla. "Al estar continuamente escuchando palabras, los niños van desarrollando la capacidad del lenguaje. Los padres primero les inculcan palabras sencillas y se les estimula con refuerzos positivos. Lo mismo ocurre con la música", resume la experta. "Además, este sistema desmiente que el talento sea algo innato; todo el mundo puede aprender a tocar un instrumento con las condiciones adecuadas", añade.

La implicación de los padres es esencial para conseguir que funcione. "Los padres acuden a las clases (seis al mes) y en casa tienen que reforzar lo aprendido", explica la profesora.

El método Suzuki -que comienza hacia los 3 años de edad- se complementa a la perfección con el Mago Diapasón, dirigido a bebés a partir de los 18 meses. "Las enseñanzas de música oficiales comienzan a los 8 años y es una pena que se pierdan todos estos primeros años en los que el niño puede adquirir tantas habilidades", concluye Colás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook