23 de octubre de 2012
23.10.2012
Faro de Vigo

"Con un chicle desodorante, hueles a rosas"

23.10.2012 | 02:00

A partir de los 30 años se puede ir utilizando estos complementos nutracéuticos y nutricosméticos en cantidades mínimas y antes mejor que después, hay que diseñar con la ayuda de un médico, que definirá nuestro perfil genético, hábitos, etc, un plan antienvejecimiento personal.
¿La sustancia más curiosa de la nutricosmética? Jiménez Ucero habló entre otras del chicle Fuwarinka, de la casa Kanebo, que se vende en Japón y en Estados Unidos, y que contiene un polifenol extraído de frutos, que tiene la virtud que cuando entra en nuestro cuerpo se elimina a través del sudor. "Han inventado el chicle desodorante, que usted mastica durante 15 minutos y todo su cuerpo exhala un maravilloso olor a rosas durante seis horas. Si su pareja es golosa, también lo hacen con sabor a vainilla".
¿Por qué en Europa cuesta más que entre la nutracéutica? "Mientras que en Estados Unidos -dice. está muy definido cuáles son los patrones de un nutracéutico y un nutricosmético, en Europa hay 27 normativas y 27 patrones de aceptación de un nutricosmético, nutracéutico o un complemento nutricional. No puedes legalizar nada en España, porque hay que hacerlo primero en Bruselas, que lo autoriza siempre y cuando no incumpla ninguna de las legislaciones de cada país".
¿La nutricosmética invadirá pronto nuestros armarios? Según esté médico "usted tendrá en su tocador sus nutricosméticos, al igual que tiene sus cremas y maquillajes, será una fiel adicta para que las multinacionales sigan enriqueciéndose con nuevas fórmulas y caminos, pero eso sí, de forma más natural".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook