12 de septiembre de 2012
12.09.2012

Mucho más que un dolor de cabeza

Los neurólogos gallegos advierten sobre los peligros de la automedicación y la importancia de estar bien diagnosticado en el Día Europeo de Acción contra la Migraña

12.09.2012 | 10:30
Paco Roca ilustra el día a día de una paciente

El estrés, la alteración del sueño y el alcohol y, en la mayoría de los casos, la carga genética, son las causas más frecuentes de la migraña. El dolor persistente de cabeza se puede convertir en una pesadilla para quien lo sufre y alterar de forma muy importante su vida laboral y social. Hoy se celebra el Día Europeo de Acción Contra la Migraña y los neurólogos gallegos insisten en la necesidad de acudir al médico cuando el dolor es recurrente y evitar la automedicación. Las mujeres en edad laboral, entre 20 y 50 años, son las peor paradas en la prevalencia de este transtorno.

"Oh no, parece que está a punto de darme otra vez". Con estas palabras tan repetidas cada día por miles de personas, la mayoría mujeres jóvenes, se anuncia el temido nuevo episodio de migraña. Esta enfermedad, que va mucho más allá de un simple dolor de cabeza, afecta a la calidad de vida de 3,5 millones de personas en España y, en casi la mitad de los casos, provoca en los afectados una discapacidad moderada o grave. Hoy se celebra en toda Europa el Día de Acción contra la Migraña, una fecha en la que los expertos gallegos aprovechan para recordar los peligros de la automedicación y la necesidad de acudir a los expertos para conseguir un correcto diagnóstico.
"Es importante que las personas que tienen episodios recurrentes de dolor de cabeza acudan al especialista para determinar si se trata migraña", explica Rogelio Leira Muiño, Coordinador del Grupo de Trabajo de Cefaleas de la Sociedade Galega de Neuroloxía y neurólogo en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS). Y es que, advierte el experto, no todos los dolores de cabeza son migrañas. "El dolor de cabeza es la forma de dolor más frecuente en los humanos y existen hasta 190 causas que lo provocan; la migraña es solo una de ellas, aunque una de las más frecuentes", apunta.
Cuando se trata de migraña, al dolor recurrente de cabeza se unen otros síntomas como las náuseas (que afectan al 90% de los casos) y más de un 75% padecen durante las crisis una hipersensibilidad a los estímulos sensitivos que se expresa como fotofobia, sonofobia e intolerancia a estímulos olfatorios.
Con una prevalencia mayor en las mujeres (18%) que en los hombres (8%), la migraña afecta principalmente a personas de entre 20 y 50 años. "Se trata sobre todo de personas que se encuentran en el periodo de mayor productividad laboral, en niños y en mayores es muy escasa la prevalencia, por lo que tiene un impacto importante en la productividad laboral", destaca Leira, aunque advierte que "por el carácter perfeccionista de la mayoría de estas personas, suelen ser reacios a las bajas".
Pero además del impacto de la actividad laboral del paciente, la jaqueca es una enfermedad con un gran impacto en la calidad de vida de quien la sufre, afectando a las esferas sociales, personales y familiares. Según un estudio de la Sociedad Española de Neurología (SEN), el 42,5% de los pacientes sufren discapacidad de moderada a grave. "Es muy importante diagnosticar los casos de migraña adecuadamente porque automedicarse o seguir un tratamiento inadecuado puede llevar a cronificar más el problema. Además, el abuso de medicamentos muy utilizados para estos dolores como los analgésicos y los antiinflamatorios pueden favorecer a la larga problemas renales, gastrointestinales y hepáticos", advierte el neurólogo del CHUS.
"Los tratamientos preventivos disminuyen la frecuencia, pero la gente aún es reacia"
A pesar de la altísima prevalencia de la migraña, solo el 10% de los pacientes acude a la consulta del neurólogo y la mitad abandona el seguimiento tras las primeras consultas. Además, y según un estudio presentado por la SEN, un 14% de los pacientes ni siquiera llega a comprar los medicamentos que se les receta. "La migraña tiene casi siempre un origen genético y muchas personas se acostumbran como algo natural a automedicarse, tal y como hacía su madre", describe el neurólogo Rogelio Leira. Sin embargo, cuando los dolores son recurrentes y se abusa de estos fármacos el dolor se cronifica. "En estos casos lo adecuado son los tratamientos preventivos, que consiguen disminuir la frecuencia y la intensidad de los episodios y evitan los problemas de tomar tantos antiinflamatorios", explica el experto. El problema se encuentra en que "todavía los españoles son reacios a tomar pastillas cuando no les duele nada y a seguir tratamientos largos, de entre 4 a 6 meses", lamenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook