09 de septiembre de 2012
09.09.2012

Familias gallegas que "abren su casa al mundo"

Jóvenes de EE UU, China o Serbia se integran en nueve hogares gallegos para compartir la cultura y estudiar un curso

09.09.2012 | 08:40
Un momento de la llegada de los jóvenes a Santiago de Compostela, ayer. Abajo, un momento de complicidad entre dos pequeñas que por fin conocieron a sus familias "adoptivas". // Óscar Corral

Nueve jóvenes de entre 15 y 18 años y procedentes de países tan diversos como Estados Unidos, Suiza, China, Finlandia, Islandia, Hungría y Serbia, se encontraron ayer en la estación de Santiago de Compostela con las que serán sus familias gallegas al menos por los próximos meses. Nueve hogares de Galicia abren sus puertas a la convivencia de estos alumnos, que estarán durante un período de entre uno y doce meses.

Amy King es la "hija norteamericana" de la escritora Elena Gallego que compartirá los pormenores de la cultura gallega con la chica durante el próximo año lectivo que la estudiante curse 1º de Bachillerato en Marín, integrada en el hogar como una más. Esta "madre" adoptiva, junto con otras nueve familias gallegas, acudió ayer a recoger a la joven a Santiago de Compostela a donde llegaron los chicos y chicas de procedencias de lo más diverso. De todo el mundo. Desde hoy, estos adolescentes de entre 15 y 18 años formarán parte de las familias gallegas de acogida.
El origen de los chicos va de países tan diversos como Estados Unidos, Suiza, China, Finlandia, Islandia, Hungría y Serbia. La propuesta pasa por coexistir durante un período de entre un mes y u n año con las familias anfitrionas gallegas.
Efectos a largo plazo
La llegada de estos niños y niñas, se enmarca en el proyecto de continuar sus estudios en varias escuelas secundarias de Galicia. Están registrados en el programa "Abre tu casa al mundo", que la organización internacional sin fines de lucro de voluntarios de AFS Intercultura desarrolla desde hace más de sesenta años en todo el mundo. El lema que sigue la actividad es el siguiente: "La experiencia es breve. Sus efectos duran toda una vida". Así lo aseguran los voluntarios que repiten la experiencia y los participantes de AFS Intercultura.
Como todos los años, la llegada del nuevo curso marca el arranque del programa. Abre sus puertas a decenas de estudiantes, llenos de entusiasmo y con ganas de aprender y de compartir otra cultura que en este caso es la gallega. Los chicos vivirán una experiencia inolvidable con sus nuevas familias en las ciudades de Vigo, Pontevedra, Santiago de Compostela, Marín, Sada, Poio, Samieira y Salceda de Caselas.
Para los jóvenes –dos niños y siete niñas– será un puente entre Galicia, la cultura y tradiciones locales, y las diferencias con respecto a sus países de procedencia.
Entre los objetivos en loa que trabaja la ong AFS Intercultura está realizar esfuerzos para llegar a las familias, estudiantes y comunidades y participar en esta aventura y, sobre todo, ayudar a "construir un mundo más justo, equilibrado y pacífico" a través del apoyo a la educación.
Para lograr este objetivo, esta organización ofrece becas y ayudas para estudios internacionales tanto a los profesores jóvenes interesados en participar en su programa, como a los alumnos. Los interesados pueden acceder a través de su sitio web www.afs-intercultura.org.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook