27 de julio de 2012
27.07.2012

Un proyecto de la Universidade de Vigo logra captar fondos de la UE

El proyecto sobre reutilización de residuos eléctricos y electrónicos ha quedado de sexto de entre los 35 aprobados

27.07.2012 | 20:27

Un proyecto sobre la reutilización de los residuos eléctricos y electrónicos (RAEE) que realiza la Universidade de Vigo ha quedado de sexto de entre los 35 proyectos aprobados por la Comisión Europea dentro de un subprograma del programa LIFE+2011.

El proyecto, denominado Ecoraee, involucra a cinco departamentos de la Universidade de Vigo, a la empresa especializada en gestión de residuos Revertia y al centro Energylab, durará dos años y contará con algo más de 600.000 euros de aportación europea. Esta cantidad supone el 50 por ciento de los 1,2 millones de euros a los que asciende su presupuesto total.

Según explicó el vicerrector de Transferencia, José Antonio Vilán, "el consorcio Ecoraee se unió para demostrar que la reutilización sí es una vía económica, técnica y ambientalmente viable para resolver el problema" de este tipo de residuos, de tal forma que "los problemas de eficacia y eficiencia identificados en la aplicación de la anterior directiva no se vuelvan a producir".

Por su parte, el rector vigués, Salustiano Mato, destacó que este proyecto "demuestra la calidad de penetración de la institución en los caladeros financieros europeos", algo que, según apuntó, es posible "utilizando la masa crítica" de la que se dispone.

Desde un proyecto demostrativo, Ecoraee permitirá dar a conocer un proceso industrial de reutilización de residuos eléctricos y electrónicos de forma que se demuestre su viabilidad técnica y económica. Así, se pondrá a disposición de las administraciones públicas encargadas de establecer estándares regulatorios y medidas para favorecer su puesta en marcha.

Entre otros resultados, Ecoraee pretende profundizar en el conocimiento pleno de las exigencias de las normativas sobre este tipo de residuos e identificar puntos de indefinición con el objetivo de proponer nuevos estándares y regulación al legislador europeo.

También espera establecer un método de cálculo único sobre el análisis del ciclo de vida de los residuos eléctricos y electrónicos, definir estándares regulatorios y diseñar un balance económico del proceso de recuperación para la reutilización y comparativa de reciclaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook