23 de mayo de 2012
23.05.2012

Dos profesores vigueses rescatan obras clásicas olvidadas de compositores gallegos

Algunos temas no habían sido estrenados hasta ahora

23.05.2012 | 03:44

El clarinete, al igual que el saxofón, es uno de los instrumentos más jóvenes. Surgió, como se le conoce ahora, a finales del siglo XIX. Su corta edad así como la precaria cultura musical histórica de Galicia han hecho que el número de composiciones de autores galaicos para clarinete y piano sean exiguas, estando las primeras datadas en los años 40 del pasado siglo. Los profesores del Conservatorio de Vigo Alejo Amoedo (piano) y Asterio Leiva (clarinete) han dedicado tres años a recopilar los temas €muchos de ellos solo contaban con partitura pero nunca habían sido grabados ni estrenados€ y a registrarlos en un disco triple que lleva el nombre de Clarinete e piano. Antoloxía de compositores galegos.
El álbum (editado por el sello Ouvirmos) fue presentado ayer en Santiago, en el Consello da Cultura Galega, como "o proxecto de máis ambición da música clásica galega", según Alejo Amoedo, quien aclaró que €hasta el momento€ no se había realizado una recopilación de estas características.
Son más de 160 minutos para 12 obras de compositores como los fallecidos Bal y Gay y Carlos García Pico; el decano de los compositores gallegos Rogelio Groba; la decana de las compositoras Margarita Viso o los jóvenes Octavio Vázquez o Juan Eiras, entre otros.
El trabajo final es el resultado de una profunda investigación buscando originales. Entre ellos, el tema más antiguo es la Sonata para clarinete y piano de Jesús Bal y Gay, de 1947. De esta, se guardan tres grabaciones realizadas recientemente porque esta sonata no se conoció hasta los años 80, al haber sido compuesta durante su exilio en México, ya que Bal era republicano.
Otro tema de un compositor histórico es "Reminiscencias", de Rogelio Groba. Si bien existía la partitura, Amoedo y Leiva han tenido el honor de estrenarla y grabarla por primera vez, tras obtenerla del catálogo de Groba, compuesto por 600 partituras digitalizadas. El compositor, de 82 años de edad, acudió al conservatorio de los dos profesores para escuchar el tema y realizar puntualizaciones o correcciones que fueron atendidas, lo que para los dos músicos supuso un lujo.
Otro tema, el de Carlos García Pico, fundador y primer presidente de la Asociación de Compositores Galegos, se encontraba en manuscrito; mientras que autores como Margarita Viso, Juan Eiras y Eligio vila realizaron composicines ex profeso para el CD.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook