15 de noviembre de 2011
15.11.2011

La Guardia Civil sigue la pista a las "Harley" ilegales

Los agentes buscan motos no homologadas vendidas de forma fraudulenta en España

16.09.2011 | 10:27
Concentración motera en Vilagarcía el pasado mes de agosto. // Iñaki Abella

Las motos, que no los moteros, de la prestigiosa firma Harley-Davidson se encuentran desde este verano ante la atenta vigilancia de la Guardia Civil en Galicia y en España. Las fuerzas del orden no han comenzado una cruzada contra la centenaria firma estadounidense, nada más lejos de la realidad, el problema se debe a un fraude perpetuado este verano y debido al cual salieron a la venta una remesa de motos Harley-Davidson de segunda mano importadas desde Estados Unidos y que no cumplen con los requisitos de homologación que dictaminan las leyes de tráfico europeas.
Como consecuencia, muchos moteros "Harley" en nuestra comunidad están siendo detenidos por la policía en carretera para comprobar si sus motos cumplen los requisitos para circular en asfalto europeo.
"Me dieron el alto hace unas semanas, pensé que se trataría de un control rutinario pero la policía me explicó que estaban controlando por toda España las Harley-Davidson para asegurarse que dan con todas las traídas desde América de forma irregular" , explica el presidente del club motero Galicia Chapter, Hugo Gourges.
Uno de los representantes de la firma en España, Óscar Iniesta, tranquiliza a todos los propietarios de Harley-Davidson. "Se trata de un hecho aislado que nada tiene que ver con los concesionarios oficiales de nuestra marca, se ha cometido una irregularidad y la Guardia Civil está cumpliendo adecuadamente con su deber, se han vendido motos sin homologar y tienen todo el derecho a investigar las motocicletas que ellos consideren" , explica.
Sin embargo, estas investigaciones están causando el malestar de los moteros, que ven como su "hobby" preferido se convierte en una caza de brujas.
Iván Rodríguez, uno de los administradores de la web de ventas "motosamericanas.com" explica que "las motos pasaron en su momento una revisión (itv) falsa y los que compraron las motos fueron engañados, entiendo que la policía tenga que hacer algo al respecto, pero no es justo que a la gente que pagó un dineral por una moto que en teoría cumplía con todos los requisitos ahora se le retire la documentación y no puedan circular con ellas porque no están homologadas" y añade que "las motos deben estar homologadas, por supuesto, pero esta gente que ha sido engañada, ellos son las víctimas y deberían ser compensada de alguna manera".
Como Rodríguez apunta, muchos moteros han sido engañados, compraron una Harley-Davidson de segunda mano que había pasado una itv ilegal y que no cumplían con los requisitos para su conducción en España.
Requisitos como un contador que cuenta en millas, luces intermitentes traseras de color rojo o el tamaño de los espejos retrovisores son solo algunos de los detalles que convierten a una moto que es legal en los Estados Unidos no válida para su conducción en Europa.
Como apunta Gourges, para evitar problemas "lo mejor es comprar las motocicletas a través de concesionarios oficiales, donde los vehículos pasan un proceso muy estricto de homologación".
El proceso policial todavía sigue en marcha y no está claro como finalizará pero, desgraciadamente, a estas alturas puede que muchos moteros sigan disfrutando de su Harley-Davidson sin saber que conducen un vehículo no apto para las carreteras de España. Sea como fuere, muchos se lo pensarán dos veces a partir de ahora a la hora de comprar una "Harley" de importación a un particular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook