23 de junio de 2011
23.06.2011

La Xunta cambia de colegio el último día de clase a la niña de Arteixo sancionada por llevar velo

El director la expulsó antes de que el centro que le fue asignado recibiese el expediente escolar

23.06.2011 | 09:59
El padre (dcha.), acompañado por su asesor jurídico, muestra la denuncia a la salida del cuartel. // V.Echave

La Consellería de Educación ha autorizado al nuevo colegio de Arteixo a trasladar a la alumna musulmana de 12 años que fue sancionada el pasado mes de enero por llevar velo en el aula e infringir así una norma del reglamento interno que impide llevar la cabeza cubierta en clase. El traslado es la sanción que le han aplicado a la menor por "reiteración de faltas leves" y tiene en la práctica un solo día de vigencia, ya que la escolar finalizó ayer sexto de Primaria y se matriculará el próximo curso en un instituto, probablemente en Marruecos. El permiso autonómico llegó además in extremis, el penúltimo día de curso, y se tramitó con un exceso de premura por parte del centro escolar, que ayer impidió a la alumna acceder al recinto escolar y disfrutar de la fiesta de fin de curso con sus compañeros de clase.
La dirección del centro dio la orden de expulsión antes de que el colegio que le fue asignado, el de enfrente, el Ponte dos Brozos –donde el uso del velo sí está permitido–, recibiese el expediente escolar de la menor. Es decir, que la joven permaneció más de una hora sin escolarización. "La niña desde las 09.30 a las 10.30 horas que salió del centro no pertenecía a ningún colegio y, por lo tanto, sin no hubiese estado acompañada por su padre estaría abandonada", sostenía ayer el asesor jurídico de la familia, Juan Ferreiro.
La forma de proceder de la directiva del colegio ha despertado las suspicacias de los padres y del abogado de la familia, Iván Jiménez-Aybar, que ve en esta "artimaña" una "especie de venganza del director" tras fracasar sus intentos anteriores de castigar a la alumna. El modo en que se notificó la orden de traslado obligó además a intervenir a los agentes de la Policía Local y la Guardia Civil de Arteixo, que se personaron en el colegio a las 10.00 horas por petición expresa del padre, que intentó sin éxito entrevistarse con el máximo responsable del CEIP para conocer de su boca los motivos por los que había expulsado del aula a su hija sin antes notificarle la orden de traslado a la familia. El docente se negó a recibir al padre, pero informó a los agentes de la Policía Local de que la menor "ya no pertenecía" al colegio.
La niña fue expulsada de clase por el director de "forma brusca", según el padre, que interpuso una denuncia a antela Guardia Civil por supuestas irregularidades en la notificación del traslado, del que no fueron informados ni los progenitores ni el consejo escolar, que se reunirá el próximo día 27. "Le dijeron que ya no era del colegio, que fuese a recoger sus notas al Ponte dos Brozos", explicó.
Según la niña, el director del centro la abordó un día antes para darle un sobre para sus padres. "Ella se negó a cogerlo y le dijo que si tenía algo que entregarnos, que nos lo entregara a nosotros", relató el padre. "Entonces te lo digo en la cara, mañana [por ayer] no vengas, ya no eres de este centro", añadió.
"Llegó a casa llorando", señaló el progenitor, que decidió presentarse con su hija en el colegio para conocer los motivos por los que se habían dirigido así a su hija. La menor casi no tuvo tiempo de traspasar las puertas del colegio. "Ya te dije que no eres de este centro", aseguró el padre que le espetó el director. Afuera le esperaban su padre, el asesor jurídico de la familia, Juan Ferreiro; y la intermediadora cultural del Ayuntamiento, que intentaron sin éxito entrevistarse con el director.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas