24 de abril de 2011
24.04.2011

El Niemeyer de Avilés incluye un mosaico de miradas del vigués Ramón Vaquero

Asier Mensuro es el comisario de la exposición "Luz", del cineasta Carlos Saura

24.04.2011 | 08:30

No sólo uno de los fotógrafos invitados es vigués, Ramón Vaquero, sino que en Vigo reside el otro comisario de la muestra, Asier Mensuro. Se trata de "Luz", la exposición que el cineasta Carlos Saura inauguró en Avilés, la primera en la que actúa como comisario (jefe) y en la que realiza un recorrido "desde la oscuridad a la luz". Con ella se abrió, además, el Centro Cultural Oscar Niemeyer de esa ciudad.
"Cuando me llamaron para realizar el trabajo –nos cuenta Ramón Vaquero–, pensé que en pricipio era un encargo de reprografía para el museo, pero en realidad consistía en un trabajo personal, como autor del mismo. Se trataba de realizar la idea original de Saura en una serie de fotografías (miradas de diferentes culturas con maquillajes; un mosaico de miradas con los movimientos del ojo) para formar parte de la exposición "Luz" en el Niemeyer de Avilés.
Un encargo de Saura, primera exposición en el Niemeyer de Avilés...Vaquero no lo dudó un segundo. En su opinión, el hecho de que residiera en Vigo el comisario, Asier Mensuro, facilitaba mucho las tareas de coordinación en todo el proceso de producción de las imágenes. "La verdad es que no sólo me propuso él –dice – sino que confió en mí desde el principio hasta el final, así que se realizaron prácticamente todas las sesiones en Vigo y con colaboradores residentes en la ciudad. Para coordinación de todo el trabajo ( maquillajes, buscar personas para ser fotografiadas), Mensuro fue fundamental. Y debo destacar la predisposición y el entusiasmo de todos los implicados, que fue increíble: se fotografiaron personas orientales, africanas, rusas, españolas, americanas...Vigo es, por suerte, cada vez más cosmopolita".
El trabajo tenía unas directrices definidas pero dice Vaquero que tuvo libertad creativa en todo momento, de modo que se ocupó de diseñar la iluminación para cada sesión, realizar las fotografías, editar y retocar hasta el resultado final. "Decidí realizarlas en el estudio para llevarlas a un terreno más personal y menos documentalista. Y controlar la calidad de manera muy precisa en el resultado era, como en todos mis trabajos, autoexigencia obligada", comenta.
Saura ofrece una visión multidisciplinar sobre la luz, según las reflexiones y aspectos más relevantes de ella. La exposición se basa en dos conceptos básicos: las fuentes de luz existente y su uso y disfrute por parte del hombre; y la recepción de dicha luz, una reflexión sobre el ojo como instrumento que la percibe y la interpreta. Abierta a todos los públicos, muy sensorial, enella se ve, se toca y se puede interactuar con cada una de sus esquinas.La exposición (en la que se puede fotografiar y grabar), incluye fotos, viejas cámaras... alterna proyecciones y juega con las sombras...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook