15 de agosto de 2010
15.08.2010
MÚSICA

Mika conquista al público de Castrelos con su humor

El artista cerró los conciertos de verano del recinto vigués con una actuación enérgica y luminosa

15.08.2010 | 02:40
El cantante, en su actuación de ayer en el auditorio de Castrelos. // Joel Martínez

Un espectáculo colorista, divertido, ingenioso y completamente refrescante. Así calificaban las críticas, plagadas de elogios, los conciertos de la gira "Imaginarium" de Mika en Portugal, anteriores al de ayer en el auditorio de Castrelos. Y en su show de anoche, el cantante británico de origen libanés, lejos de defraudar, afianzó la fama de su buen directo, deleitando al público vigués con una actuación enérgica y vitalista, tal y como su música. El más puro y divertido pop de autor, y de buena calidad, retumbó en el parque olívico e hizo vibrar a todos los asistentes que llenaron por completo el recinto.
Con las entradas agotadas, justo horas antes del concierto y una puntualidad británica, Mika saltó al escenario entre luces de colores y grandes letras hinchables con su nombre. Con la ovación del público abrió el concierto con "Relax take it easy" y siguió con "Big girl", en la que salieron a la escena dos chicas entraditas en carne para bailar con máscaras de colores.
Éxitos como "Rain", "Love today" o "We are golden" arrancaron bailes y saltos entre el público que coreó todos sus estribillos. Mika bromeó e n español durante todo el concierto e in trodujo números de humor entre canción y canción, con una marcha nupcial incluida y jugando con el público simulando una corrida de toros, con bandera española en la cintura.
El concierto fue un total despliegue de imaginería. Teatral y sorprendente, con movimientos y cambios de vestuarios continuos sobre el escenario, Mika divirtió a todos sus fans y no tan fans. Sobre el escenario, una caraga gigante de un payaso que proveía al espectáculo de esa teatralidad, como si fuera un escenario de títeres coloristas y divertidos, a juego con el apodo que a veces recibe su música, "pop de dibujos animados".
Esta denominación le viene directamente del título de su primer disco "Life in Cartoon Motion" ("La vida en dibujos animados"), del que salieron sus éxitos más reconocibles, como "Grace Kelly", "Relax (Take It Easy)" o "Love Today". En el concierto repasó estas canciones de su debut, y presentó los temas de su último álbum, "The Boy Who Knew Too Much", que lanzó a finales del año pasado con el single "We Are Golden". Con sus nuevas canciones, que según él hacen referencia a la adolescencia, repitió el éxito cosechado con su primer disco, y se volvió a hacer un hueco en las listas de éxitos y las emisoras de radio. Con una influencia de la música clásica -probablemente debido a sus inicios como cantante de ópera- y de la música indie, Mika hace gala en este álbum de una música moderna, viva y llena de color, que seduce con la mezcla de lo pasado con lo presente.

Broche de oro del verano

Mika puso con su show fin a los conciertos de verano de Castrelos, que este año corrieron a cargo de artistas tan notorios como Norah Jones, Patti Smith o Public Enemy. El espectáculo del fenómeno pop cerró las actuaciones organizadas tanto por el Concello de Vigo como por el Xacobeo, y que demostraron el interés de los gallegos por la buena música y los buenos directos, consiguiendo llenos de público prácticamente en todos ellos.
Así, el cantante británico puso punto (y aparte) a los espectáculos musicales de este año con un rotundo éxito, tal vez por la expectación creada entre los jóvenes, y no tan jóvenes, ante la primera visita a Galicia del artista. El cantante, que ha girado con su receta musical de pop, flores y dibujos animados por toda Asia, América y Europa, dejó en los vigueses un muy buen sabor de boca y las ganas de repetir el año que viene el menú de conciertos de verano, que a tantas pupilas ha agradado durante estos últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook