12 de agosto de 2010
12.08.2010

Una sola vacuna combatirá la gripe A y la estacional el próximo invierno

El tratamiento se dirigirá especialmente a las personas mayores, entre las que se prevé una mayor incidencia de la enfermedad

12.08.2010 | 11:27

El Ministerio de Sanidad ha hecho públicas las características de la vacuna contra la gripe de la próxima campaña, que inmunizará tanto contra el virus de tipo AH1N1 como contra las diversas cepas de la gripe estacional que circula todos los años sobre todo durante la época de invierno. Según el coordinador del Registro Europeo de casos de gripe A, Jordi Rello, "los dos virus llegarán combinados", por lo que la nueva vacuna que distribuirán las autoridades sanitarias en los centros de atención primaria mezclará el virus que desató el año pasado la alarma de pandemia mundial y dos antiguos y conocidos, cuya determinación provendrá directamente de las cepas de tipo estacional que hayan tenido más efecto durante el invierno del hemisferio sur.
La próxima temporada de gripe registrará su episodio más álgido en diciembre y enero, coincidiendo con el frío invernal, en contraste con la pasada temporada, en que la gripe A lo avanzó a octubre y noviembre. Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara este martes el fin de la fase pandémica de la gripe A, causante de 350 muertes en España, Rello valoró las medidas tomadas por las autoridades durante la fase de mayor incidencia de dicha cepa, así como las que se tienen pensado tomar en la nueva campaña. Fuentes del Ministerio de Sanidad explicaron que, por fecha de caducidad, aún se podrían aprovechar las vacunas sobrantes de la gripe A adquiridas el año pasado, o al menos algunas, pero no tendría sentido una doble vacunación cuando estará disponible una única dosis que prevenga ambas simultáneamente. Así, muy probablemente, los excedentes de vacunas de gripe A no gastadas se devolverán a los laboratorios fabricantes para que las destruyan de forma controlada.
Rello remarcó un cambio de tendencia en cuanto a la población afectada por el virus. Si la pasada cepa AH1N1 afectó a mucha gente joven sin síntomas anteriores, principalmente al pulmón, según las previsiones, la gripe del próximo año afectará especialmente a las personas mayores generando descompensaciones y bronquitis, sobre todo. Añadió que los futuros afectados podrían sufrir, tras esta bronquitis, pneumonías. Los ancianos, los "enfermos deteriorados", las mujeres embarazadas y los obesos son las principales poblaciones de riesgo, en las cuales está más recomendado vacunarse. Según las autoridades, 53 españoles, y cerca de 900 europeos, ingresados en la UCI por complicaciones derivadas de la gripe A se hubieran salvado de haberse vacunado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook