29 de abril de 2010
29.04.2010

El músico vigués Ernesto Campos estrena la primera obra de "folk sinfónico" en Galicia

La pieza, compuesta para la Banda de Música de Pontevedra y Crema de Gaita, cerrará el concierto dedicado al compositor que se celebra esta noche en la ciudad del Lérez

29.04.2010 | 02:03
Ernesto Campos (centro), durante el ensayo con la Banda de Música de Pontevedra. // R. Vázquez

La nueva aventura del músico vigués Ernesto Campos, uno de los integrantes de Crema de Gaita, tiene nombre y apellido: folk sinfónico. El compositor ha creado la primera pieza para banda de música y grupo de folk solista, "Concerto de Chapela", que se estrenará esta noche, a las nueve, en el Pazo da Cultura de Pontevedra en un concierto que estará dedicado al propio músico. "Es la primera vez en la historia de la música de Galicia que se juntan una banda de música y otra de folk para interpretar una pieza compuesta para ambas formaciones", asegura el compositor.
Cerca de cuarenta músicos de la banda municipal y los integrantes de Crema de Gaita –ocho– interpretarán, con la dirección de Xosé Luis Represas, esta primera pieza de folk sinfónico –término acuñado por el propio Campos para definir su nueva experiencia musical– en un concierto gratuito, que irá "in crescendo", anuncia el artista.
"Arrancaremos con el estreno de la versión sinfónica de ´Luces do Atlántico´, después actuará Crema de Gaita y para acabar, este ´Concerto de Chapela´. Va a ser un concierto cuanto menos curioso", adelanta el compositor.
Dedicada a una familia de gaiteiros de Chapela (Redondela), "Concerto de Chapela" surgió tras una conversación con varios integrantes de la banda de música pontevedresa. "Ya había compuesto piezas para gaita y piano y para banda de música y un gaiteiro. Un día, alguien me preguntó cómo sonaría una de estas obras con una banda de música. Y como no había ninguna para ambas formaciones, decidí componerla", recuerda.
El compositor vigués sabe que esta nueva fusión puede no gustar demasiado a puristas de uno y otro género, aunque defiende que en la música todo es posible siempre y cuando se tengan claros los términos. "Yo soy bastante purista pero a mis alumnos (imparte clases de gaita y piano) siempre les digo que una cosa es la música tradicional, el folklore, con su gaita, su tambor, su bombo y su pandereta, y otra el folk, que es una recreación del primero, con la gaita tocando con otros instrumentos. Sabiendo esto, ¿por qué no meter una guitarra en una muiñeira?", defiende.
Campos, compositor de Crema de Gaita, tiene más de cien piezas musicales, a las que ahora suma ésta, que reúne en mismo escenario todos los instrumentos de la banda con tres gaitas, guitarra, teclado, bajo eléctrico y batería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook