05 de marzo de 2010
05.03.2010

Dormir en un museo

El Hostal de los Reyes Católicos ofrece a sus clientes un recorrido por su rica historia

05.03.2010 | 07:30
Dos jóvenes leen los dípticos que informan de las características del parador.

El Hostal de los Reyes Católicos de Santiago es mucho más que un impresionante parador en el lugar más privilegiado de la ciudad. Antiguamente fue un hospital e inclusa de niños. Sus espacios recogen verdaderos tesoros arquitectónicos y guarda una historia digna de escribir en un libro. Ahora, visitantes y huéspedes podrán acercarse a la vida anterior de este espacio que data de 1499 gracias al proceso de musealización al que ha sido sometido. Ayer se inauguró, convirtiéndose así en el segundo parador de España con este valor añadido que, seguro, deleitará a los turistas.

Descubrir dónde se albergaba el depósito de las sanguijuelas durante la etapa del Hostal de los Reyes Católicos como hospital; conocer los detalles que llevaron a los Reyes Católicos a construir el hostal; disfrutar de la sobriedad de la pila en la que se bautizaron personajes ilustres como Rosalía de Castro o conocer las bromas que gastaban los talladores de la piedra labrando figuras grotescas sin conocimiento de los arquitectos.
Todo esto es posible mientras se disfruta de la más refinada noche en el Hostal de los Reyes Católicos, ubicado en la histórica plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, que abrió ayer un museo para que sus huéspedes y otros visitantes conozcan la historia del edificio, que data de 1499.
Tras cerca de un año de trabajo, el Hostal de los Reyes Católicos se convierte así en el segundo de España en pasar por un proceso de museización, después del parador de San Estevo, en Ourense, indicó el presidente de la firma Paradores de Turismo, Manuel Martínez.
El museo comprende varias salas del inmueble en las que se han colocado 79 paneles informativos, y con ayuda de folletos-mapa, los visitantes pueden conocer los más de cinco siglos de historia, desde sus orígenes, pasando por la función de acogida de peregrinos o de hospital, hasta el actual hotel de la firma estatal Paradores.
Con este tipo de iniciativas, se ponen en valor los edificios monumentales en los que se ubican los paradores y se ofrece, además, una "nueva experiencia" a los visitantes de las instalaciones, explicó Martínez, quien recordó que este año es xacobeo.
Martínez aseguró que "el valor añadido" del Hostal –refiriéndose al museo– se convertirá en un "reclamo turístico" para la ciudad, que permitirá, en su opinión, incrementar el número de visitantes.
El proyecto de musealización analiza la historia del Hostal desde nueve puntos de vista, la fundación por parte de los Reyes Católicos, los estilos arquitectónicos, los usos de los espacios, el análisis iconográfico, la acogida de peregrinos, la evolución como hospital, la producción farmacéutica y la huerta medicinal, la actividad como inclusa de niños, la estructura administrativa del Hospital Real y el entorno monumental de Santiago. Para ello, a lo largo del Parador se han ubicado un total de 79 soportes informativos que, además de los textos explicativos, incluyen numerosas fotografías sobre detalles del edificio, así como planos, mapas y dibujos antiguos.
El presidente de Paradores de Turismo mostró su convicción de que turistas y compostelanos "se sorprenderán" con las "anécdotas" del Hostal, porque descubrirán, por ejemplo, que el Hospital Real tenía su propia ley y no podía entrar en él ni la policía, ni los jueces ni los militares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook