04 de marzo de 2010
04.03.2010
82 edición de los Oscars

"Up", llamada a suceder a "Wall-E"

La nueva producción de Disney/Pixar ha logrado cinco candidaturas, incluida una a la Mejor película

03.03.2010 | 22:32
Un fotográma de la película "Up".

El largometraje "Up" está llamado a suceder a "Wall-E" (2008) como Mejor película de animación en la 82 edición de los Oscars, una victoria cantada para una nueva producción de los estudios Disney/Pixar.

"Up", la favorita indiscutible

Con cinco candidaturas a los Oscars, incluida una a la Mejor película, "Up" se situó a la altura de uno de los clásicos más conocidos de Disney, "La Bella y la Bestia" (1991), única producción de dibujos hasta la fecha en disputar la categoría reina de estos galardones.

"Up", la historia del anciano que vuela con su casa atada a unos globos para cumplir un sueño de juventud, fue recompensada por la Academia de Hollywood con menciones en las modalidades de Mejor película, Mejor película de animación, Mejor banda sonora, Mejor edición de sonido y Mejor guión original.

Los antecedentes hacen prever una victoria fácil para esta cinta en la categoría de animación, tal y como ocurrió en casos similares.

"La Bella y la Bestia", "Wall-E" y "Ratatouille" (2007), que lograron 6 nominaciones en el primer caso y 5 el resto, se alzaron con la estatuilla.

En caso de victoria, "Up" sería la tercera producción de Disney/Pixar en llevarse el Óscar de forma consecutiva.

Anteriormente, "Los increíbles" (2004), la última producción de Pixar antes de ser absorbido por Disney, obtuvo cuatro menciones, además de ganar el Óscar.

Junto a la categoría de Mejor película animada, "Up" cuenta con serias opciones para conseguir la estatuilla a la Mejor banda sonora.

Pete Docter, director del filme, estuvo detrás de proyectos como "Monstruos S.A." (2001) y escribió los guiones de las dos primeras partes de "Toy Story" así como de "Wall-E".

"Up" ha cosechado ya el título de Mejor película animada en los Globos de Oro así como en los Critic's Choice Awards que otorga la mayor asociación de críticos de Norteamérica.

"Tiana y el sapo", la vuelta del clásico de Disney

Tres candidaturas avalaron este regreso de Disney a sus historias clásicas de príncipes y princesas, un filme dibujado a la antigua usanza que, a pesar de su novedad, sus colores, su ritmo y sus personajes parecen gestados en otra época.

La producción rescató y dio un giro al conocido relato sobre el hechizo que convierte a un príncipe en rana y que solo puede romperse con un beso de amor verdadero. Disney apostó por primera vez por una protagonista afroamericana y ambientó la película en un lugar real, Nueva Orleans, lo que obligó a los técnicos a replicar la ciudad.

"Tiana y el sapo" contó con las habituales secuencias musicales que en esta ocasión tuvieron como base el jazz tan arraigado en la cultura local, muy presente en el devenir de la trama. No en vano, el sueño de Tiana, la protagonista, es abrir su propio restaurante de comida tradicional.

La crítica acogió con entusiasmo este retorno del Disney de toda la vida después de años de evolución en el mundo de la producción animada en la que manda el digital y la realización estereoscópica.

No obstante, las opciones de triunfo de "Tiana y el sapo" son escasas tanto en la categoría de Mejor película animada como por sus dos nominaciones a Mejor canción por los temas "Almost There" y "Down in New Orleans", ambos compuestos por Randy Newman, ganador de un Óscar por "If I Didn't Have You" de "Monstruos S.A.".

Ron Clements, el director del filme, fue también el responsable de títulos como "La sirenita" (1989), "Aladino" (1992) o "Hércules" (1997).

"Los mundos de Coraline", la niña y los ojos de botones

Se trata de una de las dos producciones candidatas este año a Mejor película de animación realizadas con "stop-motion", que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una secuencia de imágenes fijas, una técnica utilizada ya por su director Henry Selick en "Pesadilla antes de Navidad" (1993).

Selick encabezó aquel filme que produjo y escribió Tim Burton, quien echaría mano del "stop-motion" para "La novia cadáver" (2005).

"Los mundos de Coraline" volvió a visitar esa estética con el mismo sabor tenebroso que acompañó a las dos cintas de Burton, si bien esta vez la protagonista es una niña que encuentra en su propia casa la entrada a una atractiva y extraña realidad alternativa en la que nada es lo que parece. Todos sus habitantes tienen botones en vez de ojos.

La película se estrenó sin grandes promociones pero consiguió recaudar más de 120 millones de dólares en todo el mundo y ha sido una de las fijas en las nominaciones de los principales premios de cine en EEUU, aunque solamente obtuvo el máximo reconocimiento en la categoría de animación por el San Francisco Film Critics Circle.

"Fantastic Mr. Fox", una fauna que encandiló a la crítica

Dirigida por Wes Anderson, conocido por su talento para las comedias, "Fantastic Mr. Fox" es una fábula de granja trabajada en "stop-motion" que tras su estreno el pasado mes de noviembre convenció a los críticos estadounidenses y acabó convirtiéndose en una de las grandes películas animadas del año.

El filme entra en la vida de una familia de zorros con mucha maña para asaltar corrales que termina siendo desterrada y perseguida por los granjeros de la zona contra los que urden una venganza.

Tanto como su realización, destacó el reparto de voces que dieron forma al largometraje en su versión original en inglés, con George Clooney, Meryl Streep, Willem Dafoe, Owen Wilson y Bill Murray, un fijo en los proyectos Anderson.

Murray participó en películas como "Viaje a Darjeeling" (2007), "The Life Aquatic" (2004), "Los Tenenbaums" (2001), que fue nominada a un Óscar, o "Academia Rushmore" (1998), todas ellas dirigidas por Anderson.

Las perspectivas de victoria de "Up" minimizan al extremo las opciones al Óscar de esta cinta que probó la capacidad de Wes Anderson para sumergirse con éxito en el mundo animado.

"The secret of Kells", la opción europea

Nominada como Mejor película de animación europea en 2009, "The Secret of Kells" fue la gran sorpresa de entre las cinco candidatas al Óscar.

Se trata de una coproducción franco-irlandesa que supuso el debut como director de largometrajes para Tomm Moore, animador del filme español "Los tres reyes magos" (2003), que echó mano de una estética de dibujos manufacturados propios de cómic o videojuegos de antaño. Un trabajo artesanal que ha gustado mucho especialmente entre los amantes del género.

"The Secret of Kells" narra la historia de un niño de 12 años que se convierte en la única esperanza de su pueblo que ve su supervivencia amenazada por una horda vikinga. El joven tendrá que encontrar un cristal para completar el legendario libro de Kells que permitirá iluminar a los suyos hacia la salvación.

El filme logró cumplir los requisitos mínimos para presentarse para la lucha por la estatuilla a pesar de que aún no se estrenó oficialmente en los cines de EEUU, donde tiene previsto comparecer en cartelera este mes de marzo.

La película continúa siendo una gran desconocida en EEUU incluso para la mayor parte de los críticos, si bien aquellos que la han visto la han aplaudido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine