10 de enero de 2010
10.01.2010
GALLEGOS EN LA CIMA - Pablo romero Fresco

Un intérprete para la igualdad

El vigués perfecciona en Londres una técnica pionera de subtítulos en directo para sordos

10.01.2010 | 01:49
Pablo Romero sostiene a su sobrina Beatriz en una divertida imagen tomada delante del Big Ben, en la capital británica.

Su campo de trabajo es tan novedoso que en España carecía de nombre hasta que el grupo de investigación con el que colabora elevó una propuesta a la Real Academia que ya cuenta con su beneplácito, así que los futuros diccionarios se referirán al rehablado como el proceso por el que se subtitulan en directo contenidos audiovisuales para las personas con discapacidad auditiva.
Pablo Romero (Vigo, 1981) perfecciona las técnicas de esta novísima disciplina en Reino Unido, el país donde nació. "La BBC inventó el respeaking en 2001 y ya se ha extendido a todas las cadenas. También se utiliza en Canadá, Francia, Italia y Suiza". En nuestro país, La Primera ya ha comenzado a hacer sus pinitos con esta técnica de la mano de varias ex alumnas suyas que subtitulan en directo los programas Gente y 59 segundos.
Licenciado por la universidad olívica, Pablo se doctoró en Traducción Audiovisual en Edimburgo y desde hace un año es profesor de la Universidad de Roehampton en Londres, una de las pocas en el mundo que cuenta con esta especialización.
Vive a quince minutos en bici del campus con su novia y dos amigos de Vigo o "gallegos de la crisis", como él les llama, que perfeccionan el inglés.
De forma paralela a su trabajo en la universidad británica, colabora con el grupo Transmedia Catalonia liderado por Pilar Orero en la Autónoma de Barcelona y también imparte clases cada año en su máster.
El rehablado utiliza un programa informático de reconocimiento de voz que nació para fines diferentes, pero al que Pablo y otros investigadores le han dado nuevos e interesantes usos en el campo de la accesibilidad.
"Uno de cada siete británicos tiene discapacidad auditiva y uno de cada dos mayores de 65 años, también. Los subtítulos en televisión también son utilizados por gente de fuera como yo para entender mejor los contenidos. El público al que podemos llegar es cada vez más grande", destaca .
Está escribiendo un libro sobre rehablado que verá la luz el próximo año y ha sido contratado por la empresa Stage Text para poner en marcha nuevas aplicaciones en la National Gallery de Londres. "Se nos planteó el problema de las visitas guiadas y ya hemos hecho una pequeña prueba utilizando videoconsolas. Desde una habitación yo iba rehablando en mi ordenador el texto que pronunciaba el guía e iba apareciendo en la pantalla de la persona sorda", explica.
Otra idea que se implantará en el emblemático museo es la versión para sordos de las audioguías: "El visitante va con su videoconsola y cuando ésta detecta un cuadro descarga de forma automática el vídeo con la correspondiente explicación. Y esto valdría para todo el público".
Uno de los proyectos de Transmedia Catalonia en los que colabora se traducirá en una directiva europea para la elaboración de subtítulos en las cadenas de televisión. "Se trata de estudiar cómo los leen personas oyentes, deficientes auditivos y sordos totales de siete países diferentes . Utilizamos contenidos de la película "Shreck" y vamos probando posiciones, colores, tipo de letra y el movimiento", detalla Pablo.
El rehablado también ayuda a superar las barreras de la discriminación racial. El intérprete vigués viajó recientemente a la Universidad de North-West en Sudáfrica para instruir a los profesores en el uso de esta técnica. "Hay once idiomas oficiales: inglés, afrikaner y nueve lenguas negras. Las clases se dan inglés, que es el quinto idioma para los negros. No están en igualdad de condiciones, pero con esta ayuda pueden seguir lo que dice el profesor a través de la pantalla e incluso llevárselo en un CD", apunta.
El rehablado suele realizarse hacia el mismo idioma, pero el sistema todavía no existe para todas las lenguas, por ejemplo, el gallego o el catalán. Además del contenido, el intérprete debe vocalizar los signos de puntuación, aunque ya se utilizan alternativas, leer el texto y corregir sobre la marcha si hiciese falta. "Es como conducir, por separado parecen muchas actividades a la vez", explica sobre tan intensa actividad.
También hay que tener en cuenta que el sistema de reconocimiento de voz tiene un margen de error debido a las traicioneras similitudes fonéticas. A un trabajador de la BBC le jugaron una mala pasada en los inicios. "El intérprete dijo que la Reina celebraba su aniversario en soledad, o sea, on her alone, pero en pantalla apareció on heroin, drogada. No sabemos si sigue trabajando".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook