27 de octubre de 2009
27.10.2009
40 Años
Medicina

Hwang Woo-Suk, el falso "pionero" en las células madre, culpable de fraude

Un tribunal surcoreano le acusa también de malversación de fondos estatales y violación de leyes bioéticas

27.10.2009 | 01:24
Hwang Woo-Suk.

El científico surcoreano Hwang Woo-suk, que en 2004 engañó a la comunidad internacional con su pretendida clonación de embriones humanos, fue declarado ayer culpable de malversación de fondos y adquisición ilegal de óvulos por un tribunal de Seúl.
La Fiscalía ha solicitado cuatro años de prisión para Hwang, que llegó a ser director del primer banco mundial de células madre después de falsificar los resultados de sus investigaciones sobre embriones humanos.
El tribunal le declaró culpable de haber aceptado financiación otorgada en base a resultados fraudulentos y pagar por recibir óvulos humanos, algo prohibido por las leyes de bioética en Corea del Sur.
En dos diferentes publicaciones, en 2004 y 2005, Hwang, de 56 años, anunció que había conseguido clonar un embrión humano y extraer células madre de él, algo que abría la puerta a la creación de tejidos humanos
Sin embargo, en enero de 2006, una comisión de investigación de la Universidad de Seúl confirmó que Hwang, considerado una eminencia mundial en la clonación de células madre embrionarias, había falsificado aquellos experimentos.
Tras el escándalo de Hwang, Corea del Sur prohibió la investigación con células madre embrionarias hasta marzo de 2007, cuando el Comité Etico Genético surcoreano acordó levantar el veto con la condición de que se utilicen sólo óvulos descartados de inseminaciones artificiales.
Hwang consiguió una fama más propia de una estrella del rock que de un científico por convertir a Corea del Sur en un país de vanguardia en la investigación con células madre. Finalmente ha sido procesado por fraude, malversación de fondos estatales y violación de leyes bioéticas.
"Ha sido culpable de inventar mentiras", dictaminó el tribunal de Seúl durante el anuncio del veredicto del juicio, que duró más de tres años e incluyó meticulosos detalles acerca del trabajo científico que Hwang realizó junto a su equipo en la Universidad Nacional de Seúl.
El tribunal también dictaminó que Hwang desvió ilegalmente una porción del dinero que había recibido para sus investigaciones y lo utilizó con fines personales.
En su momento se pensó que el equipo de Hwang había logrado dos importantes avances científicos por haber clonado células madre y haberlas adaptado a un paciente específico, lo que aumentó la esperanza de generar tejido genéticamente específico para reparar órganos dañados o tratar males como el alzheimer.
Las células madre son las células maestras del cuerpo, que llevan a la formación de todos los tejidos, órganos y sangre. Las células madre embriónicas son consideradas las más poderosas, ya que tienen el potencial de formar cualquier tipo de tejido.
Un equipo de investigación de la Universidad Nacional de Seúl aseguró a finales del 2005 que el equipo de Hwang había inventado deliberadamente datos vitales en dos estudio sobre células madre embriónicas de humanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine