15 de octubre de 2009
15.10.2009

Una afición de lujo

El perfil del cazador gallego es un hombre de entre 30 y 49 años, que vive en el rural

15.10.2009 | 01:20
Perros de cazador en un tecor de Ourense. // J. Regal

El próximo domingo arranca en Galicia la temporada de caza menor, un evento muy esperado para los aproximadamente 60.000 cazadores que hay registrados en la comunidad. La preparación para un cazador, con todo, empieza mucho antes. Una larga pretemporada en la que los aficionados orientan sus esfuerzos al adiestramiento de los perros, a mejorar sus conocimientos cinegéticos gracias a manuales especializados y cursos, y a renovar gran parte del material para llegar con el mejor equipo posible al levantamiento de la veda. Y es que la caza, además de ser una arraigada afición considerada por muchos un deporte, también es un negocio, que genera cada año 94,5 millones de euros.
Así lo pone de relieve un reciente estudio encargado por la Federación Galega de Caza (FGC), cuyo objetivo era obtener un perfil del cazador gallego y analizar el impacto socioeconómico de este sector en la comunidad. Las conclusiones confirman que la caza no sólo es una actividad sacrificada por los madrugones, el esfuerzo físico o el entrenamiento previo, sino también para el bolsillo. Cada temporada los aficionados a cazar se gastan, por término medio, 1.745 euros. De esta cantidad, casi dos terceras partes están destinadas a gastos logísticos –desplazamiento, comidas, alojamiento...– y a participar en eventos cinegéticos organizados.
La caza parece no saber de crisis y, por lo que concluye el estudio, los cazadores tampoco. Sólo el 6,6% de los cazadores gallegos está en paro y prácticamente la mitad –46%– dispone de unos ingresos mensuales de entre 1.500 y 2.500 euros. Este nivel de renta medio-alto también va acorde con la edad de los cazadores ya que casi la mitad tienen entre 30 y 49 años. La veteranía, con todo, es otro signo destacable de los aficionados cinegéticos, una actividad que, como subraya el estudio, "siguen practicando un 14,2% de personas de más de 65 años".La cifra de cazadores en Galicia –54.186, según el último dato registrado por la FGC– se mantiene más o menos estable ya que la comunidad de cazadores compensa cada año las bajas con la incorporación de un número de jóvenes que sin ser porcentualmente el más significativo –sólo el 8% tienen menos de 29 años– sí garantiza la renovación generacional. Además, el 69% trabaja actualmente, más del 79% vive en el rural y la cuarta parte tiene estudios de bachillerato o equivalentes. Los gallegos, asimismo, suelen ir a cazar en grupos de amigos y aunque mayoritariamente optan por tecores autóctonos, un 19% también caza fuera

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine