18 de abril de 2009
18.04.2009

Manuel Eirís, pintura arqueológica

El artista expone en MARCO su última obra

18.04.2009 | 03:12
Manuel Eirís posa delante de una de sus intervenciones.

El trabajo de Manuel Eirís (Santiago, 1977) se parece más al de un arqueólogo que al de un pintor. El trabajo del artista gallego, que expone desde ayer en el Espacio Anexo del Museo Contemporáneo de Vigo (MARCO) y en una vivienda de la calle Palma, en pleno corazón del Casco Vello, prestada por Luis Sirvent para esta intervención artística, consiste en "desocultar" las sucesivas capas de pintura y papel pintado de las paredes para dejar al descubierto el pasado de la vivienda. En la vivienda se encuentra por tanto el origen del proyecto creativo de Eirís, que por primera vez muestra al público no sólo la documentación de la acción –fotografía y vídeo–, sino el objeto físico –la casa–, testigo de las piezas que se exhiben en el Anexo.

"Son como catas arqueológicas, como retroceder en el tiempo. La idea de la obra es la casa", explica el artista, que visitó cerca de una treintena de casas abandonadas en el Casco Vello hasta que dio con la que protagoniza esta intervención, enmarcada en "Puntos de encontros", un proyecto del MARCO que pretende establecer un diálogo entre el museo y la ciudad.

Las paredes, las capas de pintura y papel y las condiciones lumínicas son algunos de los factores que decidieron a Eirís por esta vivienda, en un proceso de búsqueda que fue posible gracias a la colaboración del Consorcio del Casco Vello.

Según la comisaria de esta muestra, Agar Ledo, responsable de exposiciones del centro museístico, aunque los soportes que emplee el artista compostelano sean la fotografía y el vídeo, su obra es pictórica. "Eirís es pintor, aunque en vez de agregar, quite pintura. En el Anexo se puede ver el positivo y en la vivienda el negativo de la acción", añadió.

Un mes ha estado trabajando Eirís en el piso de la calle Palma –que podrá visitarse como parte de la muestra de martes a sábado de 17.00 a 21.00 horas– desocultando las distintas capas que durante años se han ido añadiendo a sus paredes en una propuesta que vincula este espacio con el museo. En la vivienda, el visitante puede ver los rectángulos escarbados en las paredes de sus distintas estancias y que desvelan lo que se ocultaba tras una pintura posterior. En el Anexo también puede contemplarse el blog de notas donde Eirís fue anotando los datos para realizar después las imágenes y los vídeos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine