06 de abril de 2009
06.04.2009

Cañizares critica la ley del aborto por "razones de humanidad y no políticas"

El prelado asegura que la ampliación de esta normativa "va contra Dios

06.04.2009 | 02:00

El cardenal Antonio Cañizares insistió ayer en que "no puede haber una ampliación de la ley del aborto" porque "iría en contra del hombre" y aseguró que "no es una cuestión política, es una cuestión de humanidad". Por otra parte, los ediles socialistas en el Ayuntamiento de Cuenca abandonaronla procesión del Hosanna porque los concejales del equipo de Gobierno del PP portaban lazos blancos en contra de la reforma de la ley.

"De verdad, no es una cuestión política, es una cuestión de humanidad, de verdadera humanidad, no es una cuestión de partido, bien lo sabe Dios, que no hago ninguna cuestión política con esto", afirmó Cañizares en la homilía de la misa que ofició tras la bendición de los ramos en Toledo, a la que asistieron cientos de personas, pero en la que, contrariamente a lo que ha sucedido en Hosanna, no se exhibieron lazos blancos, pues las hermandades y cofradías de Toledo se negaron para que la Semana Santa no se utilice como "instrumento de protesta".

"Es necesario decirlo: no puede haber una ampliación de ley del aborto porque va en contra del hombre, va en contra de los designios de Dios, va en contra de la cruz de Cristo, donde está la verdad de Dios y la verdad del hombre amado hasta el extremo", subrayó Cañizares, interrumpido por los aplausos de algún asistente.

Por ello, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y administrador apostólico de Toledo pidió que se abra "una corriente llena de ímpetu y fortaleza que haga del amor a Dios y al prójimo la suprema norma de la vida individual y social frente a esa corriente ciega de agresión, de falta de respeto al hombre, de violación de la dignidad humana, de eliminación de la vida del hombre, incluso del inocente y del no nacido".

Cuenca

Los concejales socialistas del Ayuntamiento de Cuenca abandonaron la procesión del Hosanna, con la que se inician los desfiles en la Semana Santa, porque los ediles del PP se han negado a quitarse los lazos blancos que portaban para mostrar su rechazo a la reforma de la ley del aborto.

Según el viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Cuenca, Ramón Pérez Tornero, los ediles tomaron la decisión después de solicitar al alcalde del PP, Francisco Javier Pulido, pidiese a sus concejales que se quitaran el lazo blanco y de que el regidor les comunicase que no iba a hacerlo. porque era una "cuestión personal".

La de ayer era la primera procesión de la Semana Santa de Cuenca, declarada de Interés Turístico Internacional, en la que participa la corporación municipal incorporándose a la última parte del recorrido. Antes de incorporarse, la corporación acompaña al obispo de la diócesis hasta la iglesia de San Felipe Neri, donde el prelado procede a la bendición de los ramos.

Pérez Tornero destacó que "nadie más llevaba un lazo blanco", ni los responsables de la hermandad que organiza el desfile, ni los nazarenos, ni los representantes de la Junta de Cofradías, aunque han firmado el manifiesto del obispo contra la reforma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine