03 de abril de 2009
03.04.2009

El "discóbolo" asombra en Alicante

Doña Sofía se sentó para contemplar la escultura de Mirón en la inauguración de una muestra de piezas griegas

03.04.2009 | 02:00
Doña Sofía, cuarta por la derecha en la fila de abajo, se sentó para contemplar la obra.

Son 125 competidores, pero el discóbolo concita la mayor expectación. Desde ayer y hasta el próximo 13 de octubre, el celebérrimo lanzador de disco y otras 124 piezas pueden ser contemplados y admirados en Alicante. La Reina de España disfrutó de este privilegio y calificó de "maravilla" la magistral obra cincelada por Mirón. La muestra tiene como escenario el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ).

Doña Sofía inauguró ayer la exposición "La Belleza del Cuerpo. Arte y Pensamiento en la Grecia Antigua", integrada por piezas cedidas temporalmente por el Museo Británico de Londres ("British Museum"). Se trata de esculturas, cerámicas, terracotas, mármoles, bronces, monedas y escrituras de gran valor: un compendio del arte y del pensamiento helenísticos.

El momento más emotivo del recorrido de la Reina por las obras cumbres de su tierra de origen se produjo durante el encuentro con "El discóbolo", una pieza de 700 kilogramos de mármol y 1,7 metros de altura instalada en solitario en una sala bajo una luz cálida y rodeada de oscuridad para apreciar mejor cada detalle. La producción mironiana ha llevado a cabo su segundo viaje lejos de los muros del Museo Británico, tras exponerse en Shangai y Hong Kong en 2007 con motivo de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Flanqueada por los presidentes de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, y del MARQ, José Joaquín Ripoll, entre otros, doña Sofía solicitó sentarse en una de las gradas que rodean la pieza para poder contemplarla con calma. Fue entonces cuando los acompañantes más cercanos oyeron que la Reina exclamaba: "Una maravilla". Durante cinco minutos, doña Sofía se deleitó con "El discóbolo» y escuchó las explicaciones, en inglés, de Ian Jenkins, jefe de las colecciones de Grecia del Museo Británico quien subrayó cómo cada músculo refleja la tensión del atleta.

Como estudiosa de la historia del arte y de la arqueología, doña Sofía se interesó por cada detalle y valoró la acertada disposición de la pieza, que al hallarse en el centro de la sala y estar rodeada de gradas se puede examinar desde cualquier punto de vista. El director técnico del MARQ, Manuel Olcina, agradeció a la Reina el «gesto» de sentarse y tomarse tiempo para disfrutar "El discóbolo", algo que también podrán hacer los más de 100.000 visitantes que se esperan en los próximos seis meses. Las mencionadas gradas han sido colocadas para que, quien así lo desee, pueda "estar una hora" observando la obra de Mirón o, incluso, para dibujarla.

La "Afrodita de Paros", el "Éfebo de Critios", el "Doríforo", la diosa "Demeter" y el "Atleta de Westmacott" también forman parte de una exposición distribuida en tre bloques temáticos: "Ideal de Belleza", "Carácter y Realismo" y "Hacia el Olimpo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine