24 de diciembre de 2008
24.12.2008
premio Nobel de Literatura

Muere el dramaturgo Harold Pinter

25.12.2008 | 19:01
Imagen de archivo fechado el 24 de abril de 2004 que muestra al ganador del Premio Nobel de Literatura en 2005, el dramaturgo británico Harold Pinter, en el Covent Garden de Londres, Reino Unido. Pinter ha muerto el 25 de diciembre a la edad de 78 años, informó hoy su segunda esposa, Antonia Fraser.

El dramaturgo británico Harold Pinter, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2005, ha muerto a la edad de 78 años, informó hoy su segunda esposa, Antonia Fraser.

Pinter, que padecía un cáncer de hígado, según la cadena pública BBC, falleció ayer, miércoles, Día de Nochebuena.

"Él fue un grande y constituyó un privilegio vivir con él durante 33 años. Nunca será olvidado", afirmó Fraser en una breve declaración divulgada por el diario "The Guardian" en su edición electrónica.

La enfermedad ya le impidió al dramaturgo este mes acudir a su investidura como doctor "honoris causa" en la "Central School of Speech and Drama" de Londres.

Entre otros muchos galardones, Pinter, un artista polifacético que ejerció también de actor y director teatral, obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 2005.

"No he tenido tiempo de pensar sobre eso (el premio), pero estoy muy conmovido. Es algo que no esperaba para nada en ningún momento", dijo Pinter a los periodistas a la puerta de su casa en Londres, tras conocer que le habían concedido el Nobel.

En su argumentación, la Academia Sueca destacó que el autor británico fue galardonado por sus "obras, en las que descubre el precipicio que hay detrás de los balbuceos cotidianos y que irrumpe en los espacios cerrados de la opresión".

Perteneciente a la generación de los Jóvenes Airados británicos, el autor escribió piezas teatrales tan famosas como "La Fiesta de Cumpleaños", "The Caretaker" o "Viejos Tiempos", así como varios guiones de cine, entre ellos para Joseph Losey.

Considerado un escritor políticamente comprometido, Harold Pinter dedicó en los últimos años sus críticas políticas más ácidas a la guerra de Irak, en la que el Reino Unido fue fiel seguidor de la Administración estadounidense.

Del ex primer ministro británico Tony Blair llegó a decir que era un "criminal de guerra", y de Estados Unidos habló como un país "dirigido por una pandilla de delincuentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine