24 de noviembre de 2008
24.11.2008

"Al bipolar puede fallecerle un familiar y presentar un cuadro de euforia"

El psicólogo niega que entre los que padecen este trastorno esté más presente el talento

24.11.2008 | 10:12
Francesc Colom, antes de la entrevista en el Club Faro.

Una montaña rusa anímica. Así se podría definir coloquialmente el trastorno bipolar, una enfermedad de origen cerebral que afecta al 6 por ciento de la población mundial. El psicólogo Francesc Colom es uno de los mayores expertos internacionales en la materia. El pasado año compartió con el psiquiatra Eduard Vieta el premio Mogens Schou, el galardón más importante en el campo de los trastornos bipolares. Ambos expertos han escrito el libro divulgativo "De la euforia a la tristeza", y Colom pasó por el Club Faro para explicar de forma amena y rigurosa esta dolencia.

-¿Hay algún síntoma del trastorno bipolar que permita por sí solo distinguirlo de una simple alteración del ánimo?

-Quien sufre trastorno bipolar padece oscilaciones bruscas del estado de ánimo que no tienen nada que ver con los acontecimientos externos. Puede irle la vida de maravilla y sufrir una depresión; o bien fallecerle un familiar y presentar un cuadro de euforia e hiperactividad. Estas oscilaciones graves provocan sufrimiento a la persona y a quien le rodea, y una disfunción social muy importante.

-¿Puede aparecer ya en la infancia?

-En cualquier edad. Se han dado casos en niños de 4 o 5 años y también que comience la enfermedad a los 70 u 80. Pero lo característico, como la mayoría de los trastornos mentales graves, es que empiece entre los 15 y los 30 años.

-¿Los bipolares pueden tener una mayor tendencia a la agresividad durante la fase eufórica o esto es un mito?

-Es un cierto mito que ha contribuido a que la sociedad tenga miedo y a que se cree un estigma. Es verdad que algunos pacientes presentan agresividad como síntoma en la fase maníaca, pero también hay personas agresivas que no tienen ningún trastorno psiquiátrico.

-En el tratamiento se suele utilizar litio. ¿Tomar alimentos que contengan este elemento ayuda a prevenir o a tratar la enfermedad?

-No sirve para nada.

-Muchos de los personajes que la han padecido han sido artistas, escritores y músicos, como Van Gogh, Baudelaire o Kurt Cobain. ¿Es otro mito la relación entre trastorno bipolar y creatividad?

-No hay una relación directa e inequívoca. La mayoría de los seres humanos somos muy mediocres y la genialidad es muy excepcional. Es cierto que entre las personas con profesiones que implican creatividad el trastorno bipolar y otros trastornos psiquiátricos están sobrerrepresentados, pero lo que no es cierto es que entre los bipolares esté más presente la genialidad. Los poetas tienen un 18% más de probabilidades de presentar un trastorno bipolar, pero eso no significa que la mayoría de los pacientes bipolares tengan una actividad creativa. El talento y la bipolaridad van por separado. Lo contrario sería decirle al paciente que el talento es síntoma de su enfermedad, y no es así.

-¿Y no será que los estados de euforia o de depresión son terrenos más fértiles para la creatividad que la eutimia, el estado de ánimo normal?

-Si usted ha viajado eso le puede inspirar como escritor, como pintor o como músico. El trastorno bipolar es un viaje a los extremos de las emociones: quienes lo padecen han estado en lugares emocionales donde el resto no hemos ido nunca. Y algunos de ellos tienen la capacidad para inspirarse y contar lo que ocurre en esos lugares.

-Entonces no sabemos si los cuadros de Van Gogh hubieran sido igual de geniales si se hubiera tratado con litio.

-Quizá no hubiera pintado con colores tan intensos; probablemente no se hubiera autolesionado, no habría sufrido tanto y seguro que no se habría suicidado. Si le hubiéramos dado a escoger entre una vida miserable con una posteridad gloriosa y una vida feliz sin pasar a la posteridad creo que hubiera escogido la segunda opción.

-¿El estrés o la crisis pueden acentuar los picos de euforia o de depresión de una persona bipolar?

-El estrés no ayuda; la enfermedad puede desencadenarse en algunas personas, pero es erróneo vincular trastorno bipolar y crisis. También es falso decir que, dado que nuestra sociedad es más estresante, ahora haya más bipolares. La sociedad industrializada puede ser relativamente más estresante, pero encuentro más angustioso no saber qué le voy a dar de comer a mis hijos o, en otras épocas, temer acabar devorado por una bestia. La frecuencia de la enfermedad es la misma en todos los países y probablemente durante toda la historia.

-¿La terapia electroconvulsiva, que tan mala fama tiene, es eficaz en todos los casos o se reserva a los más agudos?

-En medicina no hay ningún tratamiento que sea eficaz en todos los casos. Pero en pacientes resistentes a los fármacos es una solución eficaz y muy segura: se utiliza en mujeres embarazadas, no daña ni a la madre ni al feto.

-¿Existe alguna relación entre esquizofrenia y trastorno bipolar?

-Comparten los síntomas psicóticos, pero decir que uno puede empezar siendo bipolar y acabar esquizofrénico es como pensar que un paciente de gripe puede terminar con malaria porque la fiebre es común a ambas enfermedades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine