22 de noviembre de 2008
22.11.2008
Edimburgo

Exponen la calavera de cristal que inspiró el filme de Indiana Jones

22.11.2008 | 20:16

La calavera de cristal que al parecer inspiró la última película de Indiana Jones, en la que el héroe interpretado por Harrison Ford busca esta reliquia, será expuesta este domingo en el centro de conferencias Hub, en Edimburgo.

La calavera, que la leyenda atribuye al arte precolombino, podrá ser vista en la Conferencia Historias y Misterios, que tendrá lugar mañana en el Hub, informó hoy la cadena BBC.

El artefacto, que lleva el nombre del aventurero y escritor inglés Frederick Albert Mitchell-Hedges (1882-1959), tendría una antigüedad de 3.600 años, si bien hay quienes disputan este dato y creen que es falso, dicen hoy medios británicos.

El actual propietario de la calavera, Bill Homann, amigo de la familia Mitchell-Hedges, participará en la conferencia de mañana.

La calavera pasó a manos de Homann tras la muerte en 2007 de Anna Mitchell-Hedges, hija del explorador y que afirma haberla encontrado cuando tenía 17 años entre los restos de un templo en Belice.

El artefacto es de cristal de cuarzo, tiene una mandíbula desmontable y tiene el tamaño de una cabeza pequeña.

Algunos expertos, afirma la BBC, creen que el padre de Anna la compró en una subasta en los pasados años cuarenta.

El Museo Británico tiene una calavera similar, así como el Instituto Smithsonian de Washington, aunque hay una decena de estos objetos en todo el mundo en poder de coleccionistas privados.

En el filme "Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull", la reliquia de Mitchell-Hedges es mencionada en dos oportunidades.

Según la leyenda, doce de estas calaveras de cristal, a las que se atribuye la facultad de hablar y cantar, correspondieron a doce mundos diferentes en los que hubo vida humana, y de los que la Tierra sería el más joven de todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine