04 de noviembre de 2008
04.11.2008
drogas

Se reduce el consumo de alcohol, tabaco y cannabis

España mantiene el "dudoso mérito" de ser uno de los países con más consumo de cocaína aunque ahora "se enganchan" menos a ella

04.11.2008 | 17:53
Se reduce el consumo de alcohol, tabaco y cannabis

El consumo de alcohol, tabaco y cannabis entre los ciudadanos de 15 a 64 años ha descendido en España en los últimos tres años, mientras que el de cocaína se mantiene como uno de los más altos del mundo, según los resultados de la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES) 2007/2008 presentada hoy por los ministros de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, e Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En este sentido, Soria anunció que un tres por ciento de la población reconoce haber consumido cocaína en los últimos 12 meses mientras que un 1,6 por ciento lo hizo en el último mes. Con estos datos, idénticos a la última encuesta de 2005, se rompe la "tendencia al aumento" del consumo de cocaína percibido en España desde 1995 aunque se mantiene el "dudoso mérito", aseguró el titular de Sanidad, de ser uno de los países con el consumo más alto del mundo de esta sustancia.

Según los datos del último informe mundial sobre drogas de Naciones Unidas 2007, la tasa de consumo en España era superior a la de países como Estados Unidos (2,8%), Reino Unido (2,4%) o Italia (2,1), si bien la franjas de edad contabilizadas diferían de unos países a otros.

No obstante, Soria alertó de que "hay una disminución de la gente que se engancha a la cocaína". De este modo, aunque ha aumentado en un punto el consumo experimental de cocaína alguna vez en la vida (8%), los datos de la encuesta demuestran un descenso en la tasa de continuidad de la cocaína (la proporción de personas que han consumido experimentalmente alguna vez en la vida y también lo han hecho en el último año o en el último mes). En 2007-2008, sólo el 37,5 por ciento de las personas que probaron cocaína alguna vez, la consumieron también alguna vez en los últimos 12 meses, frente al 42,9 por ciento de 2005.

Esta tasa se reduce casi a la mitad cuando se analiza la relación entre el consumo experimental y el del último mes. En 2007-2008, de cada 5 personas que han probado experimentalmente esta droga, sólo una asegura haberla consumido también alguna vez en los últimos 30 días (lo que supone un 20%, frente al 22,9% de 2005 y el 27,1% de 2001).

EL CONSUMO MAS BAJO DE ALCOHOL Y TABACO DESDE 1997 En lo referente al consumo de alcohol y tabaco, las dos drogas más extendidas en España y las únicas legalizadas, la última encuesta domiciliaria ofrece las tasas de consumo más bajas desde 1997, con una prevalencia en los últimos doce meses del 72 y el 41,7 por ciento respectivamente.

Además, esta disminución también se percibe en el consumo diario de ambas sustancias, ya que ha descendido más de 4 puntos (10,2% frente al 14,9% de 2005) en alcohol mientras que el del tabaco más de 3 (29,6% frente al 32,8% de 2005).

Además, la edad de inicio del consumo diario de tabaco ha aumentado en un año, pasando de los 18 años en 2003 y 2005 a los 19 en 2007. El mayor descenso en el consumo diario de tabaco desde 2003 se registra entre los hombres (9,5 puntos para el grupo de entre 15 a 34 años, que ha pasado del 40% en 2003, al 31,5% en 2007 y cerca de 10 puntos para los de 35 a 64 años, que han pasado del 43,7% en 2003 al 33,9% en 2007). En las mujeres, por contra el consumo diario desciende pero más lentamente (7,1 puntos menos que en 2003 de 15 a 34 años). Este descenso es de 2,6 puntos para las mujeres entre 35 a 64 años.

En el consumo de alcohol, por su parte, se ha producido "una disminución muy clara" en los bebedores de riesgo, es decir, aquellos que consumen más de 50 centímetros cúbicos de alcohol puro al día en hombres y 30 centímetros cúbicos en mujeres. Así, sólo un 3,4 por ciento de la población reconoció beber por encima de estas cantidades (frente al 5,5 por ciento de 2005), a las que equivale un litro de cerveza o medio litro de vino o 3 copas de whisky al día en hombres, y tres cuartos de litro de cerveza, 0,3 litros de vino o 2 copas de whisky al día en mujeres.

Además, en el consumo de cannabis se ha invertido la tendencia creciente que persistía hasta 2003, ya que los datos demuestran un descenso de todas las frecuencias de consumo, sobre todo entre los indicadores de mayor significación. El consumo en los últimos 30 días se sitúa en un 7,1 por ciento (1,6 puntos menos que en 2005), lo que supone una tasa inferior a la que se registraba en 2003, mientras que el consumo diario se reduce en medio punto, situándose por debajo del 2 por ciento registrado en 2005.

También está estabilizado o comienza a descender el consumo de éxtasis, anfetaminas y alucinógenos, mientras que el consumo de heroína e inhalables volátiles se mantiene en niveles bajos en los últimos 12 meses, con prevalencias del 0,1 por ciento. En referencia a esta última sustancia, Soria anunció que se han detectado nuevas formas de consumo no intravenosas para el consumo de la heroína, si bien es una droga que actualmente "se relaciona con la marginalidad".

Más percepción de riesgo y menos de disponibilidad

Además de estos datos, registrados tras la realización de un total de 23.715 encuestas, dicho informe constata un continuo aumento de la percepción del riesgo al tiempo que, por primera vez, disminuye la disponibilidad y el acceso a todas las drogas, destacó el ministro del Interior.

Sin embargo, el aumento de la percepción de riesgo parece no acompañar a la cocaína ya que, según Rubalcaba, sigue manteniéndose la "falsa creencia y leyenda urbana" de que "la cocaína no perjudica a la salud porque está relacionada con los artistas y gente importante, y a estos no les pasa nada". De hecho, añadió Soria, esta sustancia es la causa de uno de cada dos ingresos hospitalarios derivados del consumo de drogas.

A pesar de ello, a la pregunta "¿Es fácil o muy fácil conseguir drogas en 24 horas?", señaló el titular de Interior, ha contestado que sí entre un 3 y un 6 por ciento menos de la población que en 2005, después de varios años de aumento continuado. En concreto, la mayor reducción se registra en el caso del cannabis y el éxtasis (cuya disponibilidad disminuye en 6 puntos), seguida de la cocaína y el LSD (con 4 puntos), y la heroína (con 3).

Estos datos coinciden con la aplicación de los Planes Estratégicos de Respuesta Policial al Tráfico Minorista y al Consumo de Drogas en el entorno de los centros escolares y zonas de ocio, que en 2006 puso en marcha el Ministerio del Interior.

Más de 11.000 denuncias por tenencia y consumo

Así, el Plan Estratégico de Respuesta Policial al Tráfico Minorista y al Consumo de Drogas en el entorno de los centros escolares ha permitido, entre enero de 2006 y junio de 2008, detener a 355 personas, desactivar 244 puntos de venta, y realizar 11.080 denuncias por tenencia y consumo de drogas. En ese periodo de tiempo se han realizado 15.881 entrevistas con directores de centros educativos, 576 encuentros con delegados o subdelegados del Gobierno; 177 reuniones con las Juntas de Seguridad y 570 con las Juntas Locales de Seguridad. A estas tareas se han dedicado una media de 7.430 agentes en cada una de las 12 fases.

Paralelamente, se han desarrollado, entre enero de 2006 y septiembre de 2008, las 13 fases del Plan Estratégico de Respuesta Policial al Tráfico Minorista y al Consumo de Drogas en zonas de ocio y diversión, que ha contado con el apoyo de las policías locales en distintos ayuntamientos. Este plan ha permitido detener a 2.954 personas, desactivar 950 puntos de venta, y realizar 105.889 denuncias por tenencia o consumo de drogas. Además se han efectuado 2.856 contactos con asociaciones vecinales, y 8.868 entrevistas con responsables de locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine