28 de julio de 2008
28.07.2008

Una disputa familiar arroja sombras sobre el legado de Nelson Mandela

28.07.2008 | 02:00
Mandela celebra con su familia su 90 cumpleaños en Qunu. / reuters

Dos de las hijas del ex presidente sudafricano planearon un boicot en las celebraciones de su 90 cumpleaños.

Una disputa familiar acerca de la distribución del patrimonio de Nelson Mandela tras su muerte e incluso los planes para su funeral, terminó la semana pasada en un boicot de las celebraciones de su 90 cumpleaños por parte de las dos hijas que tuvo con su segunda esposa, Winnie Madikizela-Mandela.
El "The Sunday Times", el dominical de mayor tirada en Sudáfrica, indicaba en su edición de ayer que Zindzi y Zenani Mandela, como así también sus respectivos hijos, se negaron a participar en los festejos que se realizaron el pasado sábado en la casa que el ex presidente sudafricano posee en Qunu, su aldea natal en el este del país.
La misma Winnie Madikizela-Mandela, que también había sido invitada, se abstuvo de concurrir al encuentro, que contó con la presencia de 500 personas.
Según el periódico, que cita el contenido de una carta enviada por Zindzi y Zenani a Makasiwe Mandela, hija de Nelson y su primera esposa, la ya fallecida Evelyn Ntoko Mase, ellas se negaron a viajar a Qunu debido a que dicen estar "amargadas" por haber sido "dejadas de lado en los asuntos familiares".
"Lamentable, ni nosotras ni nuestros hijos participarán en las celebraciones del 90 cumpleaños de `Tata´ (apodo familiar de Mandela) en Qunu debido a que vuestros planes son para 500 invitados y nosotras no hemos sido consultadas al respecto", según la carta citada por el "Sunday Times".
En la misiva, las hijas mayores de Mandela puntualizaban que "todo el mes de julio, y más allá, está cargado de ceremonias y pensamos que el día de su cumpleaños podía ser una jornada simple y relajada reservada exclusivamente a los miembros de la familia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook