20 de julio de 2008
20.07.2008

La isla mantiene viva la Memoria

20.07.2008 | 02:00
El acto-homenaje del Encontro da Memoria incluyó un lanzamiento simbólico de claveles al mar. / C.CORTÉS

El Encontro da Memoria Histórica da voz al exilio gallego en San Simón

San Simón. Ayer, esta isla protagonista de tantos momentos de la historia, volvió a serlo. Esta vez, lo hizo como isla de la Memoria para el recuerdo de los represaliados durante la Guerra Civil y, de forma especial en esta ocasión, para el recuerdo de los que tuvieron que exiliarse.
El "Encontro Nacional da Memoria Histórica" busca evitar caer en el injusto silencio para dar voz a aquellos que vivieron una etapa difícil de nuestro pasado, los que se vieron obligados a dejar atrás a su tierra. Un acto para el homenaje de nuestros exiliados, aquellos que sufrieron la "morriña" lejos de Galicia.
Para Ánxel Pahino, asistente al acto, no se trata de "remover el pasado, sino de devolverle a mucha gente la dignidad" explica. Gente de "enorme calidad humana, que vive sin rencor" matiza. Un reconocimiento de ley, "además, en esta ocasión, se trata de recordar a los que no murieron, pero sufrieron el destierro", concluye Ánxel.
Ayer, la palabra era para las mujeres exiliadas, en el marco de las jornadas "Mulleres con memoria. Exilios femeninos" que tuvieron lugar y aún se celebran hoy. Para escuchar la voz de Joaquina Dorado, María Teresa Alvajar, Carmen Tagüeña, Silvia Mestre, Mariví Villaverde y Dora Carcaño, todas ellas con agitadas biografías familiares marcadas por la represión, la cárcel y su vinculación a Galicia desde una forzada distancia.
"Una deuda inmensa"
"Es una lección de democracia y de libertad" de aquellos con los que "Galicia tiene una deuda inmensa" señaló la conselleira de Cultura, Anxela Bugallo, quien resaltó -además- el carácter simbólico de un acto de esta naturaleza en un lugar que fue escenario de la represión franquista, ahora recuperado para la cultura. La conselleira recibió la felicitación espontánea de una de las mujeres que agradeció este tipo de actos por lo que significa para ellas.
Además de las seis exiliadas protagonistas, el acto contó con la conselleira de Cultura; el escritor Xosé Neira Vilas, quien destacó la importancia vital del trabajo de los gallegos de la diáspora y quien expresó que "sin memoria del pasado, mal podremos avanzar por caminos de dignidad". Hizo referencia también al "gran calor humano" del acto.
Sonido de gaitas para un ambiente festivo, de homenaje,con numerosos encuentros emotivos entre los muchos asistentes. Personas protagonistas de esos años, familiares, vecinos, todos con distintas historias, pero con vivencias marcadas por un pasado cruel con puntos en común. A lo largo de hoy, continúan las jornadas del encuentro, para profundizar en la realidad de las mujeres que dejaron su tierra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook