20 de julio de 2008
20.07.2008

La Coalición "No al Papa" sale a la calle

20.07.2008 | 02:00
Los manifestantes recorrieron el centro de Sidney. / efe

Libertarios australianos pidieron ayer en Sidney a Benedicto XVI que no imponga sus creencias a la humanidad, durante una manifestación pacífica y festiva, pero cargada de contenido político, celebrada con motivo de la visita del pontífice. "No decimos que el Papa no tenga derecho a sus visiones reaccionaris, decimos que no queremos que sus puntos de vista determinen nuestras política gubernamenteles", explicó Cameron Murphy, director del Consejo de Nueva Gales del Sur para las Libertades Civiles, al presentar el acto. La concentración convocada por la coalición "No al Papa", reunió a unos cientos de personas y fue repetida con menos participación en otras ciudades de Australia. La protesta terminó con un único detenido, un peregrino que insultó y atacó a un manifestante por vestir una camiseta con el mensaje: "Papa hazte homosexual", aunque fue puesto en libertad después. Un papamovil de cartón, con un Papa de muñeco en el interior, encabezó la manifestación por las calles de la ciudad hasta el hipódromo de Randwick, donde los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud se reunían para la noche de vigilia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook