19 de julio de 2008
19.07.2008

Touriño garantiza que Galicia cumplirá con las directrices europeas de agua en 2010

19.07.2008 | 02:00
Su objetivo es que la comunidad llegue al "vertido cero"

El presidente gallego, Emilio Pérez Touriño, anunció ayer que en 2010 tendrán hechos "los deberes" en cuanto al cumplimiento de las directrices europeas en materia de agua, y también ese año estarán operativas la "gran mayoría" de las nuevas estaciones depuradoras que, actualmente, se encuentran en construcción o en licitación.
El jefe del Ejecutivo gallego realizó estas declaraciones ayer en Zaragoza a donde asistió a los actos del Día de Galicia en la Expo. Allí, estuvo acompañado de la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa; la presidenta del Parlamento gallego, Dolores Villarino; así como por el comisario de la Exposición Internacional, Emilio Fernández-Castaño, entre otras autoridades.
En su discurso, Pérez Touriño sostuvo que su objetivo es llegar en Galicia al "vertido cero", para lo que será imprescindible "persuadir a los agentes contaminantes de que no compensa contaminar, ni siquiera pagando".
Así, se refirió a las medidas que el Gobierno gallego ha puesto en marcha para fomentar la "nueva cultura del agua". Como proyecto, citó la construcción de infraestructuras para el saneamiento integral de todos los núcleos de población superiores a los 2.000 habitantes o las dirigidas a reparar las acciones "irresponsables" cometidas contra los ríos.
Touriño, además, se refirió al trabajo de depuración de las rías gallegas e insistió en que el Ejecutivo se propone que, en breve, estén "completamente saneadas".
Recordó que se están construyendo 20 depuradoras, otras tres se encuentran en fase de tramitación, mientras se implantan sistemas de desinfección y se aplican dispositivos para reducir la carga microbiológica en las zonas de producción de moluscos bivalvos.
"Nueva política del agua"
El presidente de la Xunta señaló que la "nueva política gallega del agua" está teniendo un "aliado especialmente relevante en el Gobierno de España". En este sentido, se refirió al acuerdo para acometer el Plan de calidad de las aguas de Galicia, que supondrá inversiones de 884 millones de euros hasta 2015 en 160 ayuntamientos.
"Han estimulado, afirmó, una nueva conciencia" en amplios sectores de la población, especialmente en la juventud, que "no encuentra normal ni admisible el maltrato del medio ambiente ni la depredación de nuestro patrimonio natural en beneficio de unos pocos".
En la Expo Internacional del agua, el presidente gallego se refirió a la riqueza que, para Galicia, supone este recurso y, pese a que manifestó que la Comunidad es el país "de los mil ríos", insistió en que uno de los principales esfuerzos de su Gobierno es sensibilizar a la población sobre este bien.
Así, manifestó que no quiere ser "alarmista", pero destacó la necesidad de "ampliar la conciencia social" sobre una "nueva cultura del agua".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook