15 de julio de 2008
15.07.2008
lugo

Protestan ante el colegio Maristas por el despido de dos docentes afiliados a la CIG y UGT

Consideran que los despidos son "injustos y arbitrarios" ya que ambos trabajadores tenían contratos indefinidos

15.07.2008 | 13:44

Medio centenar de delegados sindicales de la CIG y UGT se concentraron este mediodía y cortaron el tráfico ante la sede del colegio Maristas de Lugo para protestar por el despido de dos profesores con contratos indefinidos en este centro educativo.

Los sindicatos consideran que se trata de despidos "injustos y arbitrarios" que tienen como objetivo "atemorizar" al resto de la plantilla, para frenar así un movimiento de solidaridad que se había suscitado entre el profesorado al enterarse de la no renovación del contrato de otros dos compañeros.

Los concentrados desplegaron una pancarta para decir "no" a los despidos y a la "represión" y reivindicar la "readmisión" de los dos despedidos que pertenecen a los sindicatos CIG y UGT.

También corearon consignas como "si no hay solución que les quiten la subvención", al tratarse de un colegio concertado; "más educación y menos represión" o "usan para la represión el dinero de la subvención".

El responsable de la Federación Comarcal de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT), José Luis Rodríguez Trigo, expresó ante los medios de comunicación que se trata de dos despidos por "haber apoyado a otros dos profesores que no les renovaron el contrato", por lo que consideró que se trata de un procedimiento que "vulnera las libertades de los trabajadores".

Por otra parte, el responsable comarcal de la CIG, José Ferreiro, avanzó que si la patronal Marista no pone solución a este conflicto, las concentraciones y las que se repetirán en próximos lunes "serán la antesala de otras movilizaciones más importantes que tendrían lugar en el próximo mes de septiembre".

Ferreiro sostuvo que se trata de despidos "totalmente encaminados a amedrentar a un movimiento de protesta que se estaba dando en gran parte de la plantilla y consideraron (dirección) que con la no renovación de dos profesores se asustarían, pero al ver que eso no funcionó tomaron la decisión de despedir a otros dos profesores indefinidos para ver si así acallan ese movimiento de protesta".

"Esto no lo consiguieron, ya que nosotros (sindicatos) denunciaremos lo que está pasando en este centro e incluso en lo que es el propio sector donde los trabajadores están siendo reprimidos cada vez que hay cualquier tipo de protesta por sus condiciones laborales", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook