13 de julio de 2008
13.07.2008
iniciativas

Baño solidario por la esclerosis múltiple

13.07.2008 | 19:31
El alcalde del municipio vizcaíno de Getxo, Imanol Landa (c) durante su participación en el acto central de la campaña solidaria de verano "Mójate por la esclerosis múltiple", organizado por la Fundación Esclerosis Múltiple Eugenia Epalza Fundazioa.

Playas y piscinas de toda España, entre ellas de la Comunitat Valenciana, se unirán mañana domingo para solidarizarse con las personas que sufren esclerosis múltiple en una nueva edición de la campaña "Mójate por la esclerosis múltiple", que pretende sensibilizar a la sociedad y recaudar fondos para ayudar a estos enfermos.

La acción, iniciada en 1994 en Cataluña por la Fundación de Esclerosis Múltiple, ha logrado en catorce años que se sumen 870 playas y piscinas de diferentes comunidades autónomas, entre ellas Madrid, Valencia, País Vasco, Islas Baleares, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Murcia, La Rioja, Cantabria o Aragón.

Se trata de una iniciativa en la que los asistentes se "mojan" y nadan simbólicamente en solidaridad por las personas afectadas por esta enfermedad neurológica, según explica en un comunicado la Federación Española para la Lucha contra la Esclerosis Múltiple (FELEM).

Más de 3.000 voluntarios informarán a los asistentes sobre la Esclerosis Múltiple y les indicarán cómo "mojarse" para ayudar estos enfermos -40.000 en España, 500.000 en Europa y dos millones y medio en todo el mundo-.

Los participantes podrán colaborar económicamente con la federación y disfrutarán de actividades lúdicas, culturales y deportivas organizadas en las playas y piscinas adscritas a esta campaña.

La FELEM recuerda que la esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa, crónica y "enigmática", ya que no se conoce su causa ni tiene cura de momento; se manifiesta por primera vez en adultos jóvenes con una evolución "impredecible" y diferente en cada caso.

No es hereditaria, contagiosa ni mortal y sus síntomas más frecuentes son fatiga, trastornos visuales, problemas de equilibrio y coordinación, alteraciones de sensibilidad, trastornos del habla o problemas de vejiga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook