09 de julio de 2008
09.07.2008

Condes de Albarei proyecta un hotel y un salón de congresos en Baión

09.07.2008 | 10:40

La cooperativa pretende convertir el pazo en un gran centro de enoturismo a nivel español

A. Martínez / O SALNÉS

Condes de Albarei pretende convertir el pazo de Baión en el primer referente a nivel español de enoturismo, y estiman que en año 2010 -que será Xacobeo- podrían recibir la visita, en estas instalaciones de Vilanova, de unas 50.000 personas. "Nos hemos dado el plazo de dos años para materializar este proyecto, que supondrá la apertura de una nueva línea de negocio innovadora en España", explicó el gerente de la cooperativa de Castrelo, Xavier Zas.

La intención de Condes de Albarei es rehabilitar las instalaciones del pazo, donde se ubicará un pequeño hotel, un área para la celebración de eventos y congresos y un gran centro de atención al visitante. El objetivo es que las personas que se acerquen hasta el pazo puedan conocer todo el proceso de elaboración de los vinos, desde su inicio, y que además puedan participar en maridajes de los caldos de Rías Baixas con diversos productos típicos de la gastronomía gallega.

El enoturismo no es algo nuevo. A nivel mundial se trata de un filón que explotan desde hace años en el sur de Francia o en California (Estados Unidos) y en España también han realizado una apuesta por esta fórmula en La Rioja o en Andalucía. En el caso de Galicia también hay varios proyectos de enoturismo, y otra de las grandes bodegas de O Salnés, Martín Códax, cuenta desde hace tiempo con un área de recepción de visitantes, con zonas de cata y con un museo.

La apuesta de Condes de Albarei, sin embargo, contará con varios elementos poco explotados aún, como la creación de un hotel, para que los turistas puedan pernoctar en el pazo, o la venta directa de vino. En este sentido, la cooperativa de Castrelo pretende producir al año unas 160.000 botellas de un vino de alta gama, bajo la etiqueta de vino de finca o de pago, elaborado directamente con la uva obtenida en las 22 hectáreas del pazo de Baión y esperan que la mayor parte de la producción de estas 160.000 botellas se venda directamente en la propia bodega.

"Hoy en día una bodega no puede dedicarse simplemente a hacer vino y venderlo, hay que hacer algo más. Hace diez años la gente no visitaba las bodegas, pero hoy hay un cliente que llama a tu puerta, hay que recibirlo y tratarlo como lo que es: un invitado de honor", añade Xavier Zas.

Diez nuevos empleos

En 1995 las autoridades judiciales intervinieron diversas propiedades y empresas al matrimonio formado por Laureano Oubiña y Esther Lago, que habían sido condenados por un delito de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico.

Una década después se inició entonces un proceso para la adjudicación, mediante concurso público, de la bodega, y se presentaron cuatro aspirantes. Finalmente fue Condes de Albarei quien más fuerte pujó por la titularidad del pazo, con 15 millones de euros.

La intención de la cooperativa de Cambados es formalizar el contrato de compraventa dentro de una semana, el día 16. Además, han destacado de este proyecto su importante componente de proyecto social, pues durante quince años Condes de Albarei destinará el 5 por ciento de la facturación de esta nueva bodega a proyectos de prevención de las drogodependencias y de reinserción social. Otro de los compromisos adquiridos por la bodega en el concurso de adjudicación fue la contratación de personas drogodependientes en proceso de reinserción laboral. En este sentido, estos trabajadores serán contratados por un mínimo de 400 jornadas al año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine