07 de julio de 2008
07.07.2008

¡Bienvenidos, San Fermines!

07.07.2008 | 02:00
No cabía un alma ante el Ayuntamiento de Pamplona cuando se dio el "chupinazo".

Pamplona vivió ayer su primer día de San Fermines, cuyo grito de salida dio Uxue Barkos, concejala de Nafarroa Bai. Miles de personas liberaron su espíritu festivo en una jornada en la que un joven falleció en accidente, mientras 89 personas fueron atendidas.

Pamplona inauguró los Sanfermines con el popular "chupinazo", que este año lanzó Uxue Barkos, concejala de Nafarroa Bai en el Ayuntamiento de la capital navarra. "Pamplonesas, pamploneses, ¡Viva San Fermín!; Iruindarrak, ¡Gora San Fermín!". Con estas palabras y el encendido de la mecha del cohete del chupinazo, comenzaron las fiestas con un acto no exento de polémica, cuando la edil de ANV, Mariné Pueyo, trató de sacar al balcón consistorial una ikurriña. La intervención de la Policía municipal resolvió el incidente, aunque según aseguran desde ANV, los concejales sufrieron "ataque físico" por parte de "varios agentes" del cuerpo municipal.
Esperan por delante nueve días de fiestas, que según la edil navarra "son las mejores del mundo". Unos instantes después de protagonizar el tradicional acto, Barkos destacó que lo que vivió desde el balcón del Ayuntamiento "fue una preciosidad". Igualmente, aseguró que "ha sido un año muy intenso de trabajo, muy hermoso, y creo que era el mejor premio, no sólo para mí, sino para el grupo".
Tras el lanzamiento del "chupinazo", las miles de personas que se congregaron en la plaza de la Casa Consistorial vestidos de blanco y con el tradicional pañuelo rojo en alto comenzaron la fiesta. La alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, aseguró que espera que estos sean "los mejores Sanfermines conocidos hasta ahora". De momento, en el primer día de fiestas Cruz Roja tuvo que atender a 89 personas, cinco menos que en 2007, aunque varias de ellas tuvieron que ser trasladadas a un centro de urgencia.

Muere un extranjero al caer de una muralla

Un joven, al parecer extranjero y sin documentación, murió ayer al caer desde la zona de las murallas de Pamplona en circunstancias que ayer investigaba la Policía.
El hecho se conoció alrededor de las 14.00 horas, cuando la Policía Municipal recibió una llamada que les alertaba de un suceso en la zona de las murallas del Redín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas