04 de julio de 2008
04.07.2008

YouTube, obligado a facilitar los datos de los internautas que ven vídeos

04.07.2008 | 11:26

Deberá dar la información de su registro de usuarios por orden del juez

Google tendrá que facilitar a Viacom los datos de los usuarios de su portal YouTube. Así lo ha dictaminado el juez que lleva la demanda que Viacom presentó en su contra acusándolo de infringir derechos de autor.

Ahora la justicia obliga al buscador a facilitar a la compañía demandante el registro de todos los internautas que ven vídeos a través de YouTube. Analizándolos Viacom-propietaria de marcas como MTV o Paramount- pretende probar que el portal de vídeos utiliza como principal reclamo material protegido por derechos de autor, mientras que los contenidos creados por los propios usuarios tendrían mucha menos relevancia en la web.

Google ha argumentado que la decisión que le obliga a facilitar las direcciones IP de los usuarios viola el derecho a la intimidad. También la Electronic Frontier Foundation (EFF) ,una organización que busca proteger la libertad de expresión en Internet, considera que la medida "amenaza con exponer información profundamente privada".

No obstante, el juez se ha reafirmado en su decisión al considerar que la información es fundamental para el desarrollo de la investigación del caso.La orden judicial solicita además una copia de todos los vídeos vistos, así como los datos de conexión de los millones de usuarios de YouTube. Una riada de información personal sobre los internautas que visitan el portal.

La demanda se remonta a marzo de 2007, y exigía recibir como compensación por daños 1000 millones de dólares. Ahora, valiéndose de las nuevas pruebas Viacom podría pedir una cantidad aún mayor. Según la compañía, Google permite a través de su filial de vídeos, "violaciones masivas" de sus derechos. El grupo mediático ponía cifras a esas infracciones, situando en más de 160.000 el número de vídeos que habrían sido vistos sin autorización hasta un total de más de 1500 millones de veces.

Desde el inicio del proceso judicial, YouTube se ha esforzado por evitar que se suban a la página materiales sujetos a derechos de autor, valiéndose de un sistema de filtros que buscaba identificar el material pirata.

El juez, por otra parte, a desestimado la petición de la compañia demandante que pedía conocer el código fuente que usa YouTube. al considerarlo secreto industrial.

Pero este no es el único problema que tiene la compañía en los tribunales. En estos momentos YouTube tiene en España una demanda de Telecinco, y la fiscalía de Granada le exige que indemnice a dos menores filmados en una agresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook