04 de julio de 2008
04.07.2008

El "soundbeam" logra lo imposible

04.07.2008 | 02:00
El profesor Swingler con el "soundbeam

Un instrumento de comunicación no verbal facilita la expresión a los discapacitados

Su visita había generado una gran expectación. Y no defraudó. El profesor inglés Tim Swingler, especializado en psicología social y música terapéutica, presentó ayer en Vigo dos instrumentos prácticamente desconocidos hasta la fecha en España. Su exposición, pionera en Galicia, formó parte de las jornadas del Encuentro de Musicoterapia que se celebra estos días.
El primero de estos instrumentos es el "soundvox", expuesto ayer en la Fundación Mayeusis a disposición de todos aquellos que quisieran probarlo. Se trata de una tarima con la que "a través de vibraciones, el usuario puede experimentar ritmos y comunicación no verbal", de manera que "cualquier persona puede disfrutar de la música, incluso si sufre problemas auditivos", señala Swingler.
Pero el centro de la exposición del especialista, fundador de la National Community Music Association inglesa, fue el "soundbeam". Swingler destaca tres cualidades de este innovador artilugio que permite crear melodías mediante rayos láser: "reproduce cualquier tipo de sonido, desde una tormenta a un mono; toda persona puede tocar aunque no reúna las cualidades tradicionales de un músico y es posible su uso colectivo hasta por 12 personas".
Las palabras del profesor se quedaban cortas ante la sesión práctica y los vídeos que complementaban su ponencia. Estos documentos mostraban a niños con problemas de comunicación, incapaces en teoría para expresarse, disfrutando con el "soundbeam", y exteriorizándolo con sus sonrisas.
Swingler aclara que "no es un fenómeno médico", pero sí "un método que se ha demostrado eficaz para mejorar la calidad de vida de estas personas".
Cuando se le pregunta sobre si la ausencia del "soundbeam" en España puede estar relacionada con motivos económicos, Swingler lo tiene claro, "no es barato, pero tiene una vida útil larga, es de uso colectivo y se puede comenzar con una inversión de unos 2.500 euros en un equipo básico, el dinero no es problema si se quiere hacer, es una cuestión de ambición".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine