02 de julio de 2008
02.07.2008

Clonan a un perro que ayudó en tareas de rescate tras el 11-S

El laboratorio BioArts International considera al pastor alemán  'Trakr' como el can más "digno de ser clonado"

02.07.2008 | 13:42

Un laboratorio californiano clonará a un perro que ayudó a rescatar a supervivientes de entre los escombros del World Trade Center, de Nueva York, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, según informó hoy el propio laboratorio.

Trakr, un pastor alemán que reside en Los Ángeles con su dueño James Symington, fue elegido como el can más "digno de ser clonado", en un concurso del laboratorio BioArts International, que ofrecía al propietario del animal la oportunidad de reproducir a su mascota.

Los participantes en el concurso "Best Friends Again" (Los Mejores Amigos de Nuevo) debían escribir un ensayo en el que explicaran los méritos de su animal para ser clonado.

Según señaló Symington en su escrito, tanto él como su perro estuvieron entre los primeros equipos de rescate que llegaron a la "Zona Cero" después de los ataques terroristas, que dejaron alrededor de 3.000 muertos.

El propietario manifestó que ellos lograron localizar al último sobreviviente, que se encontraba a unos nueve metros bajo los escombros.

Trakr, de 15 años, sufre una enfermedad neurológica degenerativa que le obstaculiza el uso de sus patas traseras, mal que -según los expertos- podría tener relación con su trabajo en la "Zona Cero".

Según explicó Lou Hawthorne, director general de BioArts -que asegura ser el único laboratorio con licencia para la clonación de perros, gatos y especies en vías de extinción-, "la historia de Trakr nos conmovió".

"Sus numerosas habilidades se demostraron más allá de toda duda en el peor momento para nuestro país y afrontamos la tarea de clonarlo como un gran honor", destacó Hawthorne.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook