15 de junio de 2008
15.06.2008
expo zaragoza

Rigoberta Menchú dice que el agua es el corazón de los problemas del planeta

15.06.2008 | 20:56

La Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú aseguró hoy en Huesca que el agua es "el corazón de los problemas" que afectan al planeta Tierra y por ello incidió en la necesidad de que la humanidad establezca un nuevo tipo de relaciones con los recursos naturales disponibles no basadas en el "saqueo".

La líder indigenista, que abrió los actos de la Tribuna del Agua de la Expo 2008 en el Teatro Olimpia de Huesca, hizo esta reflexión durante la presentación pública de su libro "Agua y humanidad. Una existencia recíproca", que ahonda en la visión maya de la naturaleza y los seres humanos.

Menchú explicó que en los últimos veinte años, entidades e instituciones públicas de diversos países se han interesado en conocer la relación de proximidad que tienen pueblos "ancestrales" como los mayas con la naturaleza, una cosmovisión antigua que identifica la "plenitud" de la vida con el agua.

Comentó que la sociedad actual pende en la actualidad de un "hilo", el 2 por ciento de agua dulce de que dispone el planeta para abastecer a la humanidad, un 58 por ciento de la cual se desperdicia, afirmó, por la carencia de unas infraestructuras y servicios adecuadas.

En su intervención reclamó un "cambio de actitud" de los gobiernos que favorezca una gestión racional de recursos naturales, como el agua "en cada hogar y en cada institución del planeta".

"Tengo la esperanza -añadió- de que después de la Expo 2008 podremos hacer un nuevo pacto para modificar nuestras relaciones con los recursos del planeta, para valorarlos no como objetos de uso sino como una parte de nosotros mismos".

Menchú, para quien la Expo debe ser una "luz que ilumine la conciencia humana", destacó que la sociedad actual se ha conformado como la "civilización humana más depredadora" de los recursos naturales de cuantas han existido, por lo que insistió en recuperar la visión antigua de los mayas "para poder seguir hacia adelante".

La líder indigenista guatemalteca, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1998, reclamó un cambio de las legislaciones naciones e internacionales que garantice el carácter del agua como un "bien universal" frente a la privatización de sus fuentes y su explotación continua.

Añadió que con su defensa de los valores de los pueblos ancestrales "no estoy planteando que tengamos que vivir en condiciones infrahumanas, sino que aprovechemos los recursos pero con una conciencia racional de cómo debe ser su administración".

La premio Nobel indicó que problemas actuales como el calentamiento global o los grandes "desastres" registrados en diversas zonas del planeta no son hechos "naturales" sino fenómenos causados por el ser humano sobre los que la Expo 2008 debe reflexionar.

Añadió que todos estos signos revelan que "los pronósticos del sagrado calendario maya se están cumpliendo, porque esta época que estamos viviendo es el no tiempo, el colapso de algunos sistemas a nivel global".

Tras advertir que los periodos de sequía que se anuncian provocarán la desaparición de "pueblos enteros", Menchú reclamó cambios legales que impidan que la falta de agua sea motivo de "movilización" y de enfrentamiento.

Expresó su preocupación, además, por la existencia de 1.200 millones de personas en el planeta que carecen de acceso directo a agua potable, con problemas crónicos de desnutrición que, según afirmó, muestran el "salvajismo" de la sociedad actual.

Antes de tomar parte en los actos de la Tribuna del Agua, Menchú, que viajó acompañada del director de este foro, Eduardo Mestre, fue recibida en el Ayuntamiento de Huesca por dos tenientes de alcalde del consistorio en representación de su alcalde, Fernando Elboj.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine