27 de abril de 2008
27.04.2008

Soria asegura que la situación sobre el aceite de girasol "está controlada"

27.04.2008 | 02:00
El ministro Bernat Soria. / efe

El ministro de Sanidad anuncia que "se está cerca" de levantar la recomendación de no consumir este artículo

Agencias / Sevilla / Madrid / París
El ministro de Sanidad, Bernat Soria, envió ayer un mensaje de tranquilidad a la población sobre el consumo del aceite de girasol y garantizó que la situación "está controlada" y que "se está cerca" de levantar la recomendación de no consumir ese tipo de aceite.
El ministro compareció en Sevilla ante los medios de comunicación para mantener "la transparencia informativa" sobre este asunto y para dar tranquilidad a los ciudadanos españoles.
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria emitió el viernes una nota informativa en la que desaconseja a los ciudadanos el consumo de aceite de girasol tras haberse detectado contaminación por hidrocarburos en partidas llegadas de Ucrania y que han sido distribuidas en varios países europeos, entre ellos España.
El titular de Sanidad aseguró que "está perfectamente controlada la entrada y la identificación" del producto contaminado, y, por tanto, garantizó a la población que en "España no puede entrar ese producto".
Explicó que los consumidores que ayer vieron aceite de girasol en los supermercados "pueden estar tranquilos" porque esas partidas no provienen de Ucrania y por tanto se pueden consumir, y señaló que tras haber retirado el producto se están identificando todas las partidas que posteriormente se incorporarán a las tiendas o bien se retirarán.
En el caso de que los consumidores hubieran comprado aceite de girasol antes de la recomendación sanitaria, el ministro señaló que tiene una concentración muy baja de hidrocarburos y, por tanto, "no hay riesgo de toxicidad aguda". El ministro no ha querido desvelar, "por prudencia", las marcas de aceite de girasol afectadas, aunque las dará a conocer en los próximos días.
Por su parte, la portavoz de la Comisión Europea, Valérie Rampi, descartó cualquier riesgo para la salud de la partida contaminada procedente de Ucrania e insistió en que el Ejecutivo comunitario no había lanzado ninguna recomendación concreta a Países Bajos, Italia, Reino Unido, Francia o España. "No existe riesgo para el consumo humano", explicó Rampi, a la espera de que el lunes las autoridades ucranianas proporcionen más información sobre la crisis.
La Autoridad de Seguridad Alimentaria y Económica (ASAE) de Portugal confirmó ayer la entrada en Portugal de aceite de girasol ucraniano que llegó al circuito comercial luso a través de una compra directa en el mercado español.
Defensa de los productores
Dado que hasta la próxima semana no se conocerán las marcas afectadas, algunas de las empresas productoras del líquido se desmarcaron ayer de estas sospechas y reiteraron que no existe riesgo para la salud. La medida, como reconoce el presidente de AESA, Félix Lobo, se ha adoptado "por precaución".
Algunas compañías optaron por salir en defensa de sus productos, como hizo ayer Acesur Grupo-Coosur, que situó dentro de las fronteras españolas el origen de su aceite. "Todos nuestros productos son procedentes al 100% de producción nacional", apuntó en un comunicado la empresa, que también garantiza la idoneidad en el proceso de producción.
Por su parte, Borges también defendió que sus productos cuentan con todos los requisitos para el consumo y, además, aclaró que no ha importado aceite ni semilla procedente de Ucrania durante toda la campaña. De hecho, todo su aceite de girasol se comercializa en su factoría de Tárrega (Lleida).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine