24 de abril de 2008
24.04.2008
Música

Cientos de fans hacen colas durante horas

24.04.2008 | 11:32

Centenares de seguidores del grupo musical Backstreet Boys permanecían desde hacía horas, incluso días en algunos casos, haciendo cola ante la puertas del Palacio de los Deportes de Madrid para presenciar el concierto que ofrecerá esta noche el cuarteto estadounidense en la capital española, el primero desde su última visita en el 2006.

Los fans del famoso grupo, que volvió a reunirse hace unos meses después de haberse tomado una temporada de descanso en la que algunos de sus integrantes iniciaron carreras en solitario, procedían de diferentes puntos de la geografía española. Tal era el caso de Pilar, que había venido desde Córdoba y que confesó a Europa Press Televisión haber adquirido su entrada en el mes de febrero.

Su preferido, Nick Carter, al que considera "el mejor", aunque todo el grupo resulta de su gusto. "Son los mejores, es volver a cuando estaban en el boom y eras más pequeña y vuelves a recordar todo", contó.

Otro fan, Luis, que llevaba esperando desde las once de la mañana con una tienda de campaña por si llovía, aseguró sentirse "feliz" por el buen estado de ánimo de la gente que el rodeaba."El grupo tiene mucho significado para mí porque tenemos muchas cosas en común mi grupo de amigos y ellos. A pesar de la distancia, seguimos igual de unidos que ellos", explicó.

Mientras esperaban a que llegase la hora del concierto, recordaban algunas de sus canciones favoritas, aunque no todos supieron comportarse. Una de las seguidoras de los Backstreet Boys, Celia, reconoció que había habido un momento de "mal rollo" cuando unas chicas habían intentado colarse en la fila.

Como respuesta a los que se muestran críticos con este tipo de grupos y la música que ofrecen, sus fans lo tienen claro: "para gustos los colores, y que quien quiera criticarlos que lo haga pero con criterio y que no digan cualquier cosa", defendió uno de ellos. "Dicen que ha sido un grupo formado en un laboratorio pero está demostrado que las cosas buenas perduran", añadió.

Para hacer la espera más llevadera, muchos familiares de los jóvenes congregados se acercaban hasta allí para llevarles "algo de comida o bebida" porque como cuenta Alfonso, uno de los padres de las chicas, "hay que estar siempre pendientes de ellas porque cada vez que hay algo de esto hay que salir corriendo". "Mis hijas tienen pósters por todos lados, menos en la cocina claro, que no les dejo", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine