20 de abril de 2008
20.04.2008
Tres años de trabajo

Varios inéditos afloran con el primer libro crítico sobre la obra de Bolaño

20.04.2008 | 15:22

Varias obras inéditas del malogrado escritor chileno Roberto Bolaño han aflorado con el libro "Bolaño salvaje", la primera antología crítica de su obra en la que han colaborado escritores amigos, familiares y académicos de Europa y América.

El profesor de literatura boliviano Edmundo Paz Soldán, uno de los dos coordinadores de la antología, ha dicho a Efe que el libro, resultado de tres años de trabajos y encargos, no pretende ser sólo un libro para un lector académico o especialista, y por esta razón se han incluido trabajos periodísticos o colaboraciones de 'íntimos' de Bolaño, como Ignacio Echevarría, Juan Villoro o Rodrigo Fresán.

El libro, editado por Candaya, incluye asimismo el documental en DVD también inédito "Bolaño cercano", del director holandés Erik Haasnoot, en el que aparecen la familia y los amigos más íntimos del escritor chileno, los cuales conversan sobre su vida y desvelan algunas claves de su escritura.

Entre esos testimonios figuran los escritores Antoni García Porta, Enrique Vila-Matas, Juan Villoro, así como su viuda Carolina López, quien ha revelado la existencia de una novela inédita que Bolaño habría dejado sin acabar, "Los sinsabores de la verdadera policía", entre cuyos personajes aparece el escritor Archimboldi, eje temático de "2666".

Además de esta especie de prefiguración de "2666", el libro-DVD ha propiciado otro alumbramiento inédito, un poema que Bolaño dedicó a su amigo Vila-Matas, asegura a Efe Haasnoot.

Los veinticinco ensayos recopilados, la mitad de ellos nunca publicados, se ocupan de diferentes aspectos de la obra de Bolaño, "un autor -dice Paz Soldán- que era iconoclasta simplemente por el hecho de serlo, que creó un espacio para la recepción de su obra e incluso formuló un canon literario paralelo".

Ese canon fue pionero, hasta el punto de que, como recuerda el antólogo, "muchos de los autores que hoy leemos fueron reivindicados en su momento por Bolaño".

Bolaño fue, de hecho, un eslabón entre los escritores del "boom" latinoamericano, especialmente Julio Cortázar y Vargas Llosa, y una "literatura periférica" de la que formaban parte Rodolfo Wilcock, el poeta Leónidas Lamborghini, Horacio Castellanos Moya o Alan Pauls antes de que publicaran en España.

En relación a esa función de puente entre ambas generaciones, Jorge Volpi ha dicho en declaraciones a Efe que Bolaño es seguramente "el último escritor latinoamericano", porque "era consciente de toda la tradición, dialogaba con los autores latinoamericanos desde principios del siglo XX hasta el 'boom', algo que ya no ocurre".

Volpi subraya que las cuatro "obras maestras" de Bolaño, "Los detectives salvajes", "Estrella distante", "Nocturno de Chile" y "2666" se han convertido en un lapso de tiempo breve en "novelas de culto, sobre todo para las generaciones menores de cuarenta años, algo parecido a lo que sucedió con la generación anterior a la nuestra en relación a 'Rayuela' de Cortázar".

Los mayores, repone Volpi, sienten indiferencia hacia Bolaño, e incluso hostilidad.

Edmundo Paz destaca que "habría sido interesante ver hoy a un Bolaño ya consagrado enfrentado a su propia contradicción: crítico con un mundo literario, pero a la vez ganador de grandes premios y publicando en las editoriales más importantes".

Al examinar su legado, Paz cree que tras su desaparición ha quedado "una reivindicación casi romántica de la figura del escritor marginado, a la vez que la exploración de una idea perversa en Latinoamérica, la fascinación que siempre han tenido los escritores por el poder".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine