20 de abril de 2008
20.04.2008

La Iglesia gallega dice que la educación religiosa es un "derecho y un deber"

20.04.2008 | 02:00
Escolares, en la puerta de un centro educativo. / efe

En una carta que se leerá hoy en todas las parroquias, pide a los padres que estén "atentos" para que sus hijos no den otras materias "en contra de sus convicciones".

Los obispos de las diócesis gallegas se posicionaron ayer públicamente contra Educación para la Ciudadanía, que comenzará a impartirse en la comunidad el próximo curso, e hicieron un llamamiento a los padres para que no permanezcan "indiferentes" ante el "derecho y el deber" de solicitar una enseñanza religiosa en los centros educativos, según recoge una carta que se leerá hoy en todas las parroquias de Galicia con motivo de la "Jornada de Sensibilización sobre la Enseñanza Religiosa".
En la misiva, los obispos gallegos sugieren también a los padres que estén "atentos" para que no se enseñe a sus hijos otras materias que vayan "en contra de sus convicciones". "Si pedís los sacramentos para vuestros hijos en la parroquia, también es necesario que reciban la enseñanza religiosa en los colegios", subrayan.
Líneas de actuación
En esta línea, recuerdan que son los padres los que "deben marcar las líneas de actuación para sus hijos", y añaden: "Todo gobierno democrático debe respetar el derecho a educar a los jóvenes según las convicciones religiosas y morales de sus padres". Estas peticiones, a juicio de los prelados, están en concordancia con el convencimiento de que una "buena educación en la familia", en las parroquias y en los centros educativos, es el "mejor don" que se puede ofrecer a las generaciones futuras.
En la carta, los obispos de Galicia explican que la sociedad actual tiene "grandes" contrastes, ya que, "a pesar de haber logrado grandes avances, muchas personas viven atrapadas por una profunda crisis de valores personales, sociales y religiosos".
Además, añaden que aspiran a proclamar con "plena" convicción, y ante el aumento de las críticas y el desprecio a lo religioso, que las personas y sociedades que pretendan vivir sin estas referencias religiosas y morales están destinadas al "fracaso".
La jornada de hoy, que se celebra con el lema "En la educación son los padres los que marcan la línea", propone ofrecer una educación de "calidad", para formar personas en todas las dimensiones de la vida con capacidades, actitudes y valores "indispensables" así como para llevarla con "sentido" en la sociedad del futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine