15 de abril de 2008
15.04.2008

Domingo: "Hildegart encarnó esa mujer que se esperaba de la República"

15.04.2008 | 02:00
Carmen Domingo antes de la conferencia de Club Faro

La escritora contó ayer en el Club FARO una historia que acabó en parricidio y conmocionó a aquella España convulsa y de cambios radicales de los años 30

Hildegart representa lo que se espera de la mujer de la República. Ese momento histórico político que se estaba viviendo en España creo que era el único en el que se podría dar un caso de este estilo". Eso opina la escritora Carmen Domingo, investigadora sobre mujeres en la España del siglo XX, que dió ayer una charla en el Club FARO sobre "Hildegart, una historia que conmocionó a la España de la II República".
Presentada por la periodista María del Carmen Echevarría, la escritora insistió en que sólo en ese momento revulsivo que se vive en la España de la II República se puede dar un caso de este estilo, tan fascinante. La síntesis de la historia que luego contaría podría tener un epicentro el 9 de junio de 1933. Ese día, un crimen convulsionó a la opinión pública española: Aurora Rodríguez Carballeira asesinó de cuatro tiros a su hija Hildegart mientras ésta dormía. La joven, con tan solo 18 años, era una de las mujeres destacadas de la recién nacida II república. Había publicado varios libros sobre educación sexual y el papel de la mujer en la sociedad moderna, escibía en prensa, sabía varios idiomas, tenía tres carreras, era miembro de Juventudes Socialistas y diputada a Cortes.
Fue en opinión de la escritora una vida y trayectoria con un enorme potencial segadas por un acto en apariencia incomprensible y a descifrar sus claves se aplicó en su conferencia, centrada exclusivamente en la descripción de los datos que perfilan la misma y la de su madre, Aurora Rodríguez, personaje tan capital en el tema que una no puede ser explicada ni entendida sin la otra. "Es difícil dar con una historia -dice Domingo- que merezca una biografía, con una vida que, en cuanto topas con ella, ejerza sobre ti una fascinación tal que sabes que vas a seguir buscando hasta que adivines todo lo que la ha rodeado".
Ferrol, finales del siglo XIX. Aurora Rodríguez pertenece a una familia bien situada, de padre notario. La hermana mayor, Pepa, queda embarazada siendo soltera y la familia se traslada a Betanzos por ese pudor social propia dela época. Pepa deja a su hijo, Pepito Arriola, con los padres y con Aurora, que estimula su educación con ideas salidas de sus lecturas. Cuando aún de niño parece convertirse en prodigio ante el piano, vuelve la madre y se lo lleva. Acabaría siendoun pianisa de reconocido prestigio internacional.
Ahí sitúa Carmen Domingo el preámbulo de esta historia. Aurora se queda sin ese sobrino, pasan años, muere la madre y el padre y ella lee en ese tiempo mucho sobre socialismo utópico, ciencia, sociología y eugenesia, una aplicación de la teoría de la evolución de Darwin que fue muy popular entre finales del siglo XIX y la Segunda Guerra Mundial, basada en la supervivencia del más apto.
Aurora considera que por su edad (tiene 31 años, estamos en 1910) ya no tendrá tiempo de luchar por sus ideas de reforma social y busca una vía para tener un hijo , un ser que nada tuviera en semejanza con los demás, sin quedar vinculada con el padre. Lo obtiene de un cura y se va a Madrid a alumbrarlo aplicando las teorías nacientes de la eugenesia.
Hildegart nace en 1914, en casa, "y su vida -dijo- se convertiría en la prueba mas evidente de los cambios habidos con la II República, la mejor muestra de la incorporación de la mujer a la moderna sociedad que se estaba creando, la imagen más clara de una España que se abría a Europa".
Crece la niña como un prodigio. A los 4 años, mecanógrafa oficial. Estudia en casa con profesores y aprende idiomas, pide el acceso a la Universidad a los 14 años, se alista en las juventudes del PSOE a esa edad, escribe ya artículos políticos, hace Medicina y Derecho, publica libros, recibe proposiciones de Feud y otros en 1933... Ese año quiere marcharse a vivir sola y ahí surge lo que acabaría en su asesinato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 
Enlaces recomendados: Premios Cine