10 de abril de 2008
10.04.2008

Astrónomos españoles descubren el planeta extrasolar más pequeño

10.04.2008 | 02:00
Andreu Font (izq.) e Ignasi Ribas, ayer en la presentación del nuevo planeta extrasolar que han descubierto.

"GJ 436c" es cinco veces superior a la masa terrestre y podría albergar algún tipo de vida

El descubrimiento de un nuevo planeta extrasolar de pequeñas dimensiones en la constelación de Leo, por parte de un equipo de investigadores españoles, supone un paso más para hallar planetas con unas características parecidas a la Tierra, que pudieran albergar algún tipo de vida.
Así lo manifestó ayer Ignasi Ribas, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien junto a Andreu Font, presentó ese nuevo planeta, denominado "GJ 436c", que es de tipo rocoso, tiene una masa de cinco tierras, y se encuentra a 30 años luz de la Tierra.
El hallazgo, que aparece publicado en el último número de la revista "Astrophysical Journal Letters", "es un pasito más" para encontrar planetas con una superficie similar a la Tierra y a una distancia de su estrella que le permita tener las características adecuadas para albergar vida.
El astrofísico explicó que para que un planeta se defina habitable debería estar a una distancia de su estrella que le permitiese tener una temperatura adecuada para la vida y, además, disponer de agua líquida en su superficie.
Ignasi Ribas destacó que la importancia de su descubrimiento radica en que se trata de un planeta de pequeñas dimensiones, aproximadamente cinco masas terrestres, que podría ser el más pequeño descubierto hasta el momento. Actualmente sólo se conocen unos cuatro o cinco que estén por debajo de diez la masa de la Tierra, a los que se denomina "super-tierras", pues la mayor parte de los aproximadamente 280 planetas descubiertos hasta el momento son gigantes gaseosos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine