En pleno corazón de Oporto,el Parque de Serralves se extiende desde la Casa del mismo nombre a lo largo de 18 hectáreas de jardines, bosques, una rosaleda y un lago romántico. Cuenta con premios de renombre por su gran belleza y su perfecta adaptación al entorno, como el de la Associação Portuguesa de Museologia o el “Henry Ford Prize for the Preservation of the Environment”, entre muchos otros. En esta inmensa arboleda llena de arte que es Serralves se encuentra también el museo de arte contemporáneo más importante de Portugal.

El museo, diseñado por el prestigioso arquitecto Álvaro Siza, establece un diálogo directo con la Casa de Serralves y los jardines envolventes. En lugar de una fachada monumental, el espacio museístico se define por una articulación armoniosa entre diferentes elementos arquitectónicos y el terreno donde está.

La colección permanente de Serralves ilustra el periodo comprendido desde 1960 hasta hoy. A sus numerosas actividades a lo largo del año, el museo suma sus reputadas exposiciones temporales, como la gran retrospectiva dedicada a Álvaro Lapa bajo el título “No tempo todo”. Serralves reúne por primera vez en Oporto 290 obras del artista (Évora 1939-Oporto 2006) que corresponden a varios períodos de su carrera.

La muestra contempla pintura, dibujo, y los raros objetos creados por Lapa, que evidencian la extraordinaria contribución del artista al arte contemporáneo. La obra de este creador se estructura en torno al paisaje y al retrato, y en los espacios entre ellos.

El dinamismo de Serralves se muestra en sus continuas exposiciones y actividades. Entre otras, dibujos contemporáneos de Dayana Lucas, los trabajos del arquitecto Manuel Marques de Aguiar, Work in Progress...Cada año Serralves acoge grandes eventos, como sus conocidas 50 horas Non Stop del 1, 2 y 3 de junio. La programación completa se puede ver en www.serralves.pt.

Esplendor del Art-Decó

Los detalles arquitectónicos de la Casa de Serralves la hacen única

Visitar la Casa de Serralves es hacer un viaje en el tiempo. Se trata de un ejemplar único de la arquitectura Art Decó que se remonta a los años treinta del siglo pasado. Dotada de gran rigor decorativo y calidad de materiales, en su intervención dejaron huella nombres significativos de la época como Marques da Silva, Charles Siclis, Jacques Émile Ruhlmann, René Lalique y Edgar Brandt. La casa perteneció a Carlos Alberto Cabral (1895-1968), segundo Conde de Vizela, tras heredar la que había sido quinta de veraneo de su familia. Aquí tiene su sede la propia Fundação Serralves.

El cielo es un gran espacio con Marisa Merz

Hasta el 22 de abril es posible ver en Serralves la exposición “El cielo es un gran espacio”, un retrospectiva de la pintora y escultora italiana Marisa Merz (1926, Turín, Italia). Se presenta en colaboración con el museo portuense y el Museum der Moderne Salzburg de Austria. Desarrollada en colaboración con la Fondazione Merz, reúne cinco décadas de trabajo de la artista e incluye las primeras experiencias de Merz en el contexto del Arte Povera con materiales y procesos no convencionales, desde las cabezas y rostros enigmáticos que creó en la década de 1980 a 1990 a las instalaciones que concilian la intimidad con una escala impresionante.

Legado de la 32 Bienal de São Paulo

“Incerteza viva: uma exposição a partir da 32ª Bienal de São Paulo” es el título de otra de las grandes muestras que pueden verse en Serralves. La colección fue “reconfigurada” de acuerdo al contexto único del parque y del museo Serralves. Las obras -pinturas y esculturas, vídeos e instalaciones-, condensan los principales conceptos de la exposición que se realizó en Brasil, principalmente como una reflexión sobre las actuales condiciones de vida y las estrategias presentes en el arte contemporáneo para acoger o habitar la “incerteza”. Para la presentación en el parque de Serralves se encargaron cinco pabellones a estudios de jóvenes arquitectos de Oporto.