farodevigo.es »

Problemas de Europa
 03:00  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
SAMI NAÏR
Cualquiera lo puede comprobar: Europa está en crisis, y nadie sabe exactamente lo que está pasando. Decía Ortega y Gasset: "No sabemos lo que pasa; eso es lo que pasa". Bueno, pero por lo menos podemos volver a reflexionar sobre los temas pendientes, por no decir conflictos abiertos, entre los que quieren una construcción europea hecha desde arriba, bajo el garrote de las elites económico-financieras apoyadas por sus servidores políticos, y los ciudadanos sencillos, sin poder, anónimos, pero en nombre de los cuales se construye supuestamente Europa. Y estos problemas, esos temas pendientes, son numerosos.
No me atreveré a presentar aquí una lista, pero baste con decir que abarca tanto el abanico de la vida diaria de la gente como lo que atañe a la impotencia política de Europa. Seguramente asistiremos en este año 2008 a un ballet mediático organizado en torno a la adopción del Tratado institucional, después del referendo irlandés (salvo si el pueblo irlandés lo rechaza). Y el mundo será feliz... Pero muchos se quedarán con un sabor amargo porque las dificultades no están detrás sino delante de nosotros: el Tratado no ha resuelto las contradicciones entre los principales socios europeos, la ampliación va a seguir planteando nuevos desafíos y, pese al hecho de que tendremos un "Alto comisionado para la política exterior", nada podrá esconder la impotencia de Europa frente al dominio incontestado de Estados Unidos en los focos de conflictos mundiales (ultima demostración: la comedia de Annapolis, la visita de apoyo a Israel de Bush este mes y el valiente silencio de los europeos).
Podría evocar muchos temas para demostrar la decepción, la increíble decepción de los que soñaban en una Europa fuerte y que, en lugar de esa Europa, se encuentran hoy en día ante un enano político que obedece a un mercado liberal despiadado. La cuestión central es la de la legitimidad de todo el proceso. Pues está claro que el proceso de construcción, desde el Acta Única de 1986, o sea, a partir del mercado único, hasta el programa de Lisboa y la adopción de la Constitución y su rechazo, todo, digo, demuestra que existe, en cuanto a los pueblos europeos, un problema de legitimidad del modelo de construcción de Europa. ¿La prueba? Las elites políticas, tanto en Francia como en Alemania, no quieren organizar un nuevo referendo para saber si los pueblos aceptan o no ese Tratado institucional. Se esconden prudentemente detrás de sus Parlamentos. Temen al juicio de los pueblos. Violan la soberanía popular.
¿Pero por qué los pueblos son inquietos y las elites dirigentes tan vergonzosas a la hora de decidir sobre el porvenir de Europa? Porque de hecho esta construcción tiene una sola dirección: la de la privatización generalizada del vínculo social en un mercado liberal desencadenado. Dicho de otro modo: los pueblos se dan cuenta de que el viejo sistema de servicios públicos, de solidaridad, en todos los campos (salud, alojamiento, jubilaciones, educación, seguro social), está desapareciendo bajo el avance ineluctable de la privatización llevada a cabo por la Comisión europea en nombre de las leyes de competencia. La dinámica de esta estrategia es imponer a la sociedad europea un modelo social comparable al modelo norteamericano, individualista, sin cobertura social ni lógica de solidaridad. Y todo eso para poder "competir con armas iguales" en la "competición mundial".
Ahora bien, nunca hubo debate sobre esta orientación estratégica. Nunca se organizó una discusión, incluso en los parlamentos, para saber cómo se puede reaccionar frente a la globalización, a las deslocalizaciones, etc. La única época en la que se planteó el problema fue durante los referendos francés y holandés, y ya hemos visto los resultados. ¿Qué hay detrás de esta cuestión de fondo? Ni más ni menos que esto: la existencia o la desaparición de la cultura europea de lo que llamamos los bienes universales. ¿Qué significa una sociedad europea sin bienes públicos o con bienes públicos reducidos a los "servicios universales" en el sentido norteamericano? ¿Cuál es la diferencia?
Los bienes públicos en el sentido de la tradición europea consisten en otorgar a los ciudadanos, a cambio de impuestos públicos, servicios de calidad, de alto nivel y con una garantía de seguimiento. O sea, cuando uno está enfermo puede entrar en el hospital, estar atendido hasta el final de su enfermedad sin tener obligatoriamente que pagar en todas las fases. En cambio, los servicios "universales" americanos consisten en recibir una ayuda mínima, únicamente en sectores llamados "vitales" (salud y escuela primaria), y pagar todo el resto, porque todo lo demás está en manos del mercado privado. O sea: entrar en el hospital, pero con su tarjeta de crédito, en lugar de ser dirigido al servicio de caridad de los hospicios, tal y como sucedía en la edad media.
La ausencia de reflexión sobre los bienes universales, sobre el bien público -no confundir con el concepto vago y confuso de "bienes de interés general", que no puede ser considerado como una respuesta a esta evolución regresiva de la construcción europea-, es un gran peligro en cuanto al modelo social que los pueblos europeos quieren para la Europa del porvenir. Sin una concepción común, no mercantil, solidaria, del modelo social, los pueblos europeos nunca aceptarán la construcción europea.
Asumen una tremenda responsabilidad histórica las elites políticas que no quieren o que impiden plantear este tema. Porque Europa no debe ser un mercado privatizado en el que la "competencia" define el poder de cada uno: si esto ocurriera, podemos sin equivocarnos prever en el futuro luchas muy duras entre los pueblos e incluso el retorno de los nacionalismos ultrarradicales. Europa debe ser un proyecto común de solidaridad. Necesidad que nos obliga a plantear las cuestiones de la política monetaria europea, del control político del Banco central con la creación de un gobierno económico europeo (ya previsto desde el Tratado de Maastricht pero nunca conseguido), de la lucha en contra de las deslocalizaciones de empleos, de la racionalización de la ampliación (avanzar lentamente sin poner las sociedades en competición de sueldos), de la armonización de la fiscalidad, etcétera. Los responsables políticos deben afrontar estas cuestiones, salvo si lo que quieren es sembrar minas en Europa. Que como todo el mundo sabe, un día u otro pueden estallar.
COMPARTIR
 

Empleos

REPARTIDOR/A CON MOTO

Localidad (Provincia): Vigo (Pontevedra)
Salario: 15.000
ver más

CONDUCTOR/A - REPARTIDOR/A

Localidad (Provincia): Vigo (Pontevedra)
Salario: 20.000
ver más

Repartidor/a paquetería (furgoneta)

Localidad (Provincia): Vigo (Pontevedra)
Salario: 15.000
ver más

SE BUSCA FOTOGRAFO EN ZONA NORTE PONTEVEDRA (LALÍN

Localidad (Provincia): Lalín (Pontevedra)
Salario: 50
ver más

Coches

Bmw Z3 Roadster Rojo, año 1997, 145000 kms, 2 puer

Bmw Z3 Roadster Rojo, año 1997, 145000 kms, 2 puertas, Gasolina, transmisiver más

Opel Astra Azul, año 2000, 139000 kms, 3 puertas,

Opel Astra Azul, año 2000, 139000 kms, 3 puertas, Gasolina, transmisión maver más

Venta de pisos

Piso en venta con 137 m2, 4 dormitorios en

Piso, con 137 m2, Buen estado, 4 dorm, 2 baños, 4 armario(s) empotrado(s),ver mï¿?s

Piso en venta con 75 m2, 2 dormitorios en Vigo,

Piso, con 75 m2, Buen estado, 2 dorm, 1 baños, 1 plaza(s) de garaje, 2ver mï¿?s

Piso en venta con 40 m2, 1 dormitorios en Zona

Piso, con 40 m2, Buen estado, 1 dorm, 1 baños, Ninguna plaza(s) de garaje, 1ver mï¿?s

Piso en venta con 107 m2, 2 dormitorios en Zona

Piso, con 107 m2, Buen estado, 2 dorm, 2 baños, 1 plaza(s) de garaje, 3ver mï¿?s

Casa en venta con 270 m2, 5 dormitorios en Teis

Casa, independiente con 270 m2, 5 dorm, 3 baños, .Impresionantes chslets conver mï¿?s