Ya ha llegado el verano y con el calor que estamos sufriendo nos sentimos apremiados a despojarnos de capas de ropa y desvestirnos ante las miradas ajenas, en la playa o la piscina.

Sin embargo, muchas personas son incapaces de convivir con la desnudez. Es el caso de quienes padecen deshabiliofobia o, lo que es lo mismo, miedo a desnudarse.

Hablamos de un trastorno fóbico y que se presenta en miedo intenso ante la desnudez. 

Esta fobia puede ser muy incapacitante, puesto que no solo perjudica a la persona que la padece en su vida sexual, sino que puede limitarla en su día a día: a la hora de ir a la playa, la piscina, o incluso al gimnasio.

Es más, esta fobia provoca en quien la padece un miedo desmesurado solo de imaginar o pensar en que tiene que quitarse la ropa.

La psicóloga Lucía Feito Crespo, del Instituto Psicológico Claritas, explica a ‘Guías de Salud’ que las causas de la deshabiliofobia pueden ser varias y puede estar relacionada con “una baja autoestima corporal o complejos con alguna parte del cuerpo que nos cueste mostrar”.

En los casos más extremos, “con alguna distorsión de la propia imagen corporal o con trastornos de la conducta alimentaria”.

Imagen de archivo de Cádiz Román Ríos

Puede aparecer como consecuencia de otras fobias, como las sexuales o las sociales, o estar relacionada con otros trastornos, como el dismórfico corporal o TCA. 

Deshabiliofobia: ¿Aparece por el uso de las redes sociales?

La doctora Feito Crespo señala que:

  • "En consulta vemos que esta fobia tiende a asociarse con algún acontecimiento traumático vivido en la infancia, que ha dejado esta huella en las personas que, por ejemplo, han sido víctimas de agresiones sexuales".

También puede estar relacionada con la imagen corporal que la persona tenga de sí misma.

  • Y es que "la exposición continua a cuerpos perfectos a la que estamos sometidos en las redes sociales, y que en muchas ocasiones son muy poco reales, hacen que las personas cada vez tengan más complejos y una peor autoestima en relación con su imagen corporal".

La especialista hace hincapié en que esto "fomenta que las personas tiendan a conseguir ese ideal de belleza aceptada que tiene como consecuencia el desarrollo de estos trastornos, y de ahí este temor intenso a mostrar su cuerpo o ciertas situaciones en las que deben desnudarse delante de otras personas". 

Este miedo a desnudarse genera ansiedad y una preocupación exagerada "que estos 'pacientes' muestran ante ciertas características de su cuerpo".

Una fobia bastante compleja, que puede llegar a ser muy incapacitante para la persona y afectar en diferentes áreas de su vida y que “genera más sufrimiento en las relaciones de pareja y vínculos”.

No obstante, tiene solución.

Una bañista nada en la piscina municipal de Casa de Campo, a 17 de junio de 2022, en Madrid, (España). Eduardo Parra - Europa Press

Consejos de la experta para hacer frente a la deshabiliofobia 

No se puede solucionar un problema si no se reconoce.

El primer paso, resalta Laura Feito Crespo, es "dar un paso al frente y pedir ayuda". 

  • Identificarnos con los diferentes síntomas que presenta esta fobia (hiperventilación, taquicardia, dolor de cabeza, sequedad de boca…). 
  • Hay que hacer esfuerzos para poder hablar de ello y compartir nuestros sentimientos, pensamientos y preocupaciones con otras personas. 
  • Practicar técnicas de relajación o meditación pueden ayudarnos a combatir el malestar y la ansiedad que esta fobia genera.

Sin duda, "el mejor paso una vez se ha identificado es pedir ayuda especializada a un profesional que pueda ayudarnos con nuestro problema". 

En los casos más leves, indica la psicóloga:

  • "Trabajaremos la autoestima y el autoconcepto y aprenderemos técnicas de relajación que no solo nos servirán para superar este problema sino en diferentes ámbitos de nuestra vida. Y en los casos más graves tenemos diferentes técnicas que he comentado anteriormente". 

¿Cómo se trata en consulta?

La terapia psicológica más eficaz para este trastorno es la terapia cognitivo conductual. “En este tipo de 'tratamiento' los terapeutas tenemos diferentes técnicas, y siempre intentamos elegir aquellas que se adaptan mejor al paciente para ofrecerle un tratamiento individualizado”.

Una señora se protege del sol con una sombrilla en la playa de Levante de Benidorm. / DAVID REVENGA

Pero, las que más se utilizan son las siguientes:

  • Técnicas de exposición.
  • La desensibilización sistemática.
  • Las técnicas de relajación. 

"La idea es que el paciente desarrolle estrategias para autorregular su ansiedad y de forma gradual vaya exponiéndose a su estímulo temido, primero con aquellas situaciones que le cuestan menos trabajo, para ir avanzando a aquellas que le generan más ansiedad a medida que va desarrollando recursos y cogiendo seguridad".

En cambio, si este miedo irracional a desnudarse nace por otros trastornos o como consecuencia de acontecimientos traumáticos o abusos en su vida, "requerirá de otros tratamientos".

  • "Como he dicho, lo más importante es conocer cada caso, cada persona y cada historia para poder diseñar el tratamiento que mejor se ajuste a la persona".