Dieta capilar o cómo conseguir un cabello fuerte y sano este otoño

La alimentación es fundamental para conseguir un pelo brillante y cuidado

Así es como podrás cuidar tu cabello para que luzca sano y fuerte

Así es como podrás cuidar tu cabello para que luzca sano y fuerte

R. V.

Mantener una alimentación variada y equilibrada es fundamental para disfrutar de una buena salud. Cuidar la alimentación no solo tendrá efectos sobre nuestro cuerpo sino también sobre el estado de nuestra piel y nuestro cabello.

Llevar una dieta basada en productos naturales que aporten beneficios a nuestra salud tendrá efectos directos sobre nuestro pelo. Con la llevada del otoño y tras los meses de verano, nuestro cabello está más débil y dañado. Si lo que quieres es lucir una melena fuerte y brillante, cuida lo que comes porque será fundamental.

Estas son algunos de los aspectos que puedes tener en cuenta para entrar en el otoño con un pelo sedoso, brillante y cargado de fuerza:

  • Hidratación. Mantener unos niveles de hidratación óptimos también favorecen al crecimiento del cabello ya que mejora la regeneración normal de los tejidos y activa el sistema circulatorio.
  • Olvídate del estrés. El estrés y la ansiedad son los peores enemigos de nuestro cabello y tienen un claro efecto sobre la cantidad y calidad del cabello. Esto sucede porque el estrés aumenta los niveles de cortisol, que produce la aceleración del ciclo del cabello y causa la caída de este.
  • Ojo con la cafeína. Ingerir niveles elevados de cafeína pueden provocar un estado anímico de nerviosismo en las personas, lo que puede influir en los ciclos de descanso y desencadenar un estado de estrés que favorezca la caída capilar. 
  • Práctica de ejercicio. Ayuda a que el organismo se oxigene y mejora la circulación, favoreciendo la irrigación sanguínea del folículo piloso y que se nutra.
  • Arginina y Citrato de Zinc. Aportar a nuestra dieta aminoácidos como la L- arginina es de vital importancia ya que es precursora del óxido nítrico, abre los canales de potasio, mejora la irrigación sanguínea del folículo piloso y estimula el crecimiento del cabello. Por su parte, el Citrato de Zinc, ayuda a mantener activas las glándulas sebáceas de los folículos pilosos encargadas de lubricar el folículo. 
  • Ginseng, Gingko Biloba y Sulfato Ferroso. Añadir estos ingredientes a nuestra dieta puede favorecer la nutrición del cabello, ya que estimulan la producción de colágeno y, por lo tanto, mejoran la calidad del pelo.
  • Tribulus Terrestri y MSM. Esta especie de planta herbácea equilibra los niveles de Testosterona, hormona vinculada con la caída del cabello. Por su lado, el MSM, con un alto contenido en azufre, es indispensable para mantener una correcta salud capilar al formar parte de la composición de la queratina.