El pan es el compañero que no puede faltar en nuestras comidas. Para mojar, los bocadillos o incluso para picar entre horas. Este alimento es uno más de cualquier dieta y prescindir de su consumo es algo que nos cuesta mucho. De hecho no hay porqué hacerlo.

 Una dieta saludable no está reñida con el consumo de pan siempre que lo hagamos con moderación o escojamos el adecuado. Uno de los más consumidos en España es el pan blanco, elaborado con harinas refinadas que no son nada sana. Por esa razón, los expertos recomiendan el pan integral si lo vamos a consumir a diario, porque sienta mejor a nuestro cuerpo.

Seguro que en más de una ocasión has escuchado eso de que si comes con pan vas a engordar más. El problema no es el pan sino los platos de comida que acompañe. Cuando tenemos para comer un plato muy rico en carbohidratos deberíamos evitar el pan para no hacer un consumo abusivo de estos. Si queremos lograr un aporte de nutrientes completo deberíamos pensar en acompañar este plato con alguna fuente de proteínas saludables o alguna fruta o verdura.

Uno de los platos con los que deberíamos evitarlo es con la pasta. Ambos productos se basan en la harina de trigo pero en el caso de la pasta la presencia de los hidratos de carbono es algo mayor. Por esta razón, los días que nos toque comer pasta no deberíamos acompañarla con pan.

El arroz es otra de esas comidas con las que deberíamos evitar el pan ya que su proporción de carbohidratos es superior a la del pan o la pasta.

Te puede interesar:

También con las patatas deberías evitar este acompañamiento. Aunque son hortalizas, su perfil nutricional las acerca más a una fuente de hidratos de carbono, como los cereales, porque también tienen un alto contenido de almidones. En este sentido, cuando consumimos una ensalada de patatas o una tortilla es mejor dejar el pan aparte porque ya estamos consumiendo suficientes hidratos de carbono.

Si eres de los que añade el pan a sus comidas debes saber que lo recomendable es consumir dos raciones pequeñas al día, de entre dos y tres dedos.