Las infusiones pueden ser un gran aliado en nuestras dietas. Siempre que las combinemos con una alimentación saludable y ejercicios físico, son de gran ayuda en nuestro camino para conseguir bajar de peso y alcanzar ese vientre plano con el que tanto hemos soñado.

Existen un montón de alternativas y sabores orientados a aquello que estamos buscando. Desde el té rojo, el té de hinojo, infusiones adelgazantes...pero hay uno del que quizá no has oído hablar tanto. Se trata del té de bardana, una planta que se puede encontrar en Europa y Asia que tiene muy bajo contenido calórico y es rica en vitaminas esenciales como la vitamina C, E e incluso ácido fólico, además de minerales como el magnesio y el hierro que son fundamentales para un estado de salud óptimo.

La bardana facilita el proceso de digestión y ayuda a reducir los niveles de colesterol e insulina en sangre. Al facilitar el proceso digestivo, el vientre estará más plano, lo que se potencia debido a su alto contenido en fibra, que estimula el transito intestinal.

Gracias a su capacidad saciante, es perfecto para evitar que te des atracones entre horas debido a su gran capacidad saciante. También tiene propiedades depurativas, por lo que evita la retención de líquidos eliminando todas las toxinas de nuestro organismo y haciendo que nuestra silueta se vea más estilizada.

Te puede interesar:

Lo ideal es consumir hasta tres tazas diarias de la infusión de bardana, en ayunas antes del desayuno, en la comida y en tras la cena, justo antes de irte a acostar.