Con la llegada de la primavera y el verano los supermercados se llenan de las frutas más veraniegas y refrescantes. Durante esta época del año y hasta mediados del mes de septiembre lo sandía, las cerezas, los paraguayos y los melocotones hacen la boca agua de los amantes de la fruta.

Todas ellas están cargadas de agua y contienen muy pocas calorías, lo que las convierte en el complemento perfecto de las dietas para perder peso. De hecho, existen dietas depurativas que giran entorno a algunas de ellas.

La dieta del melocotón es uno de esos planes de alimentación que promete hacernos adelgazar en muy poco tiempo. Se trata de una fruta refrescante, deliciosa y dulce que está cargada de agua y aporta pocas calorías (unas 40 por cada 100 gramos) y que contiene mucha fibra. Además tiene vitaminas y minerales como magnesio, fósforo, potasio y hierro.

Gracias a su contenido en agua y potasio se le considera un estupendo diurético, por lo que ayuda en la eliminación de líquidos del cuerpo que pueden hacernos sentir hinchados e incómodos. Gracias a su fibra, el sistema digestivo funcionará de una forma más eficiente.

La dieta del melocotón

Es un régimen que durará una semana (no se recomienda superar este tiempo) y que te puede ayudar a perder hasta 3 o 4 kilos. Tendrías que hacer cinco comidas al día y en todas ellas tomar un melocotón.

  • Desayuno: un melocotón, un café solo o con leche y una tostada de pan integral con un par de lonchas fiambre de pavo o queso fresco.
  • Media mañana: 1 o 2 melocotones
  • Comida: una ensalada y una pechuga de pollo o pavo a la plancha. De postre podemos optar por una macedonia de frutas que incluya el melocotón en mayor cantidad que el resto de frutas.
  • Merienda: 1 o 2 melocotones
  • Cena: Dos huevos cocidos o en tortilla con jamón York, un melocotón y un yogur desnatado.

Para comer o cenar podemos optar por un filete de pescado blanco a la plancha, pollo al horno o pavo, un plato de arroz o pasta integral una vez por semana; crema de verduras, menestra de verduras e ir alternando según tus preferencias, siempre evitando las grasas, fritos, rebozados, dulces y salsas.

Te puede interesar:

No debes perder de vista que no es una dieta demasiado saludable y que puede traer acarreado ese temido efecto rebote. Es importante que busques el asesoramiento de expertos para perder peso de una forma saludable y correcta.

Lo mejor siempre será seguir una dieta equilibrada, en la que podrás incorporar este tipo de frutas y no dejes de practicar un poco de ejercicio físico de forma regular.