Quedan pocos meses para el verano y la cuenta atrás para conseguir todos los objetivos que te habías propuesto a principios de año ya ha empezado. Durante estos meses solo buscar dietas milagro que nos ayuden a perder esos kilos de más y dedicamos más tiempo a hacer deporte.

Debes saber que las dietas milagro no existe y que la forma de bajar de peso es adquiriendo unos hábitos de vida saludables, practicar deporte y acudiendo a expertos que te hagan un plan de alimentación sano y que se ajuste a lo que quieres conseguir pero si que es cierto que existen muchas alternativas que te pueden ayudar a perder peso rápido.

La dieta de la manzana es una de las más efectivas ya que en tan sólo 5 días puedes llegar a perder hasta 7 kilos. Es un plan de alimentación bastante estricto y debe tener claro que no puede exceder los cinco días de duración.

Este régimen se basa sobre todo en el consumo de manzanas, una fruta que tiene una gran proporción de agua y muy pocas calorías, por lo tanto, es perfecta para ayudarnos a bajar de peso rápido.

La manzana es una fruta perfecta para limpiar nuestro organismo y ayudarnos a eliminar grasa; además, dado su alto contenido en fibra, es un alimentos que nos aporta sensación de saciedad ayudándonos a picar entre horas.

Si te animas a probar la dieta de la manzana debes saber que no debes combinarla con la practica deportiva puesto que las calorías que ingieres durante esos cinco días son ínfimas. También es importante beber mucha agua, como mínimo, 2 litros al día para poder estar correctamente hidratado.

Propiedades de la manzana para adelgazar

  • Desintoxicante: la manzana tiene un efecto depurativo, además de un alto poder diurético con lo que funciona a la perfección para desintoxicar nuestro organismo
  • Menos colesterol malo: con la ingesta de manzanas conseguimos reducir el colesterol malo de la sangre y, así, estamos prevenidos ante las enfermedades coronarias.
  • Pocas calorías: la manzana es una de las frutas que menos engordan debido a su bajo contenido calórico
  • Efecto saciante: las manzanas tienen un alto contenido en fibra, algo que cubre las necesidades de tu apetito saciando los deseos de comer

Ejemplo de un menú siguiendo la dieta de la manzana

Día 1

Sólo debes comer manzanas, todas las que quieras y alternarlas con al menos 2 litros de agua.

Día 2

  • Desayuno: Manzana (todas las que quieras)
  • Comida: Ensalada verde aliñada con limón o vinagre + Queso cottage
  • Cena: Manzanas

Día 3

  • Desayuno: Un trozo de pan integral, una loncha de pavo y 1 manzana
  • Comida: 1 ensalada verde con verduras
  • Cena: Manzanas

Día 4

  • Desayuno: Pan integral con 1 loncha de pavo y 1 manzana
  • Comida: Ensalada de verduras al vapor y 1 lata de atún natural
  • Cena: Un bol de cereales de arroz con 1 taza de leche desnatada

Día 5

Te puede interesar:

  • Desayuno: 1 manzana, 1 huevo cocido y una rebanada de pan integral
  • Comida: 1 ensalada de verduras crudas con pollo a la plancha
  • Cena: Manzanas

Después de este régimen debes seguir unos hábitos de vida saludables y comenzar a hacer deporte con frecuencia porque sino, todos los kilos que hayas perdido los volverás a recuperar al poco tiempo.